Estar muy ocupado ya no está de moda

A veces creo que soy un bicho raro, porque trabajo muy poco.

Es especialmente extraño, porque no soy funcionario ni trabajo para una gran empresa1 (para sacar dos tópicos), sino que tengo mi propio negocio.2

Especialmente en el mundo de los startup existe la creencia de que debes prescindir de tu vida privada si quieres triunfar.

Desde mi experiencia propia y con conocimientos de la literatura científica en este aspecto, te puede decir que no es necesarios.

Es perfectamente posible trabajar desde la calma y generar grandes resultados.

No sé si estar ocupado realmente ha dejado de estar de moda, como dice Ana Luisa Patiño, pero espero que esta moda pasa muy rápido:

La gente que empuja a sus equipos a estar siempre “en llamas” está mal, el no dejar espacios para descomprimirse, para generar nuevas ideas, es nocivo a largo plazo. Igual de mal está cuando uno toma a su cargo el “ocuparse permanentemente”, lo único que muestra es falta de habilidad para manejar nuestros tiempos y prioridades

  1. En ningún caso quiero sugerir que opino que funcionarios y trabajadores en grandes empresas trabajan poco. Yo trabajo con profesionales en todo tipo de organizaciones—empresas multinacionales, PYMES, administración pública, ONGs, startups, autónomos—y encuentro el mismo grado de implicación en todos los sitios. Pero no es lo que cree ‘el gran público’. ↩︎
  2. Que, por cierto, funciona muy bien. ↩︎

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.