Porqué debes decir no más a menudo, y cómo hacerlo

Uno de los errores más comunes en la efectividad personal es querer hacerlo todo. Yo soy el primero en admitir que me cuesta decir “No”. Quiero mantener a todo el mundo feliz, pero he descubierto que es un deseo imposible de cumplir.

Creo que hay dos posibilidades: intentas hacer muchas cosas de forma mediocre, o te enfoques en unas pocas cosas para hacerlas de manera excepcional.

Francisco Sáez nos explica cómo podemos decir “No” más a menudo:

Debes tener bien claros tus compromisos, conocerte a ti mismo y actuar con integridad. Antepón tus prioridades, proyectos e intereses personales. Si lo que te proponen no tiene nada que ver con ello, simplemente recházalo.

Efectivamente, decir “No” empieza con el primer pilar del método KENSO.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.