Por que deberías vivir con metas y objetivos (sino quieres fracasar)

Una de las diferencias entre el método KENSO y sistemas más tradicionales como Getting Things Done es que, antes de organizarnos, primero dedicamos tiempo a conocernos mejor y a definir el propósito y las resultados que quieremos conseguir.

No tiene sentido organizar tus tareas cuando careces de criterios para priorizar y descartar. Si el problema es que hay más trabajo que horas disponibles, habrá que empezar a decir “No”.

Tus prioridades están basadas en tu propósito, tus áreas de enfoque y las resultados que quieres conseguir, tal cómo lo explica Bartolomé Bañolas:

Tener metas y objetivos te ayuda a filtrar las cosas más importantes que debes hacer primero, evitando perder tiempo en tareas menos importantes. Te salva de agotar todo tu tiempo y energía en tareas triviales que no te dirigen hacia ningún sitio. Con tus metas claras en tu mente sabrás que tareas son las más importantes que merecen la pena que les dediques tu escaso y valioso tiempo.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.