No tengo tiempo (para aprender)

No hay tiempo, porque pasamos los días apagando fuegos. Y pasamos los días apagando fuegos, porque no tomamos tiempo para aprender y prever.

Ya lo hemos explicado en el último episodio del podcast de KENSO, pero si prefieres leer, recomiendo este texto de Javier Martínez Aldanondo:

Lamentablemente para lo que siempre hay tiempo es para pagar las consecuencias de no aprender: repetir errores que ya nos ocurrieron, reinventar ruedas que ya habíamos desarrollado en el pasado, malgastar tiempo buscando información y rehaciendo trabajo por no haber tenido los antecedentes idóneos…

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.