Pon freno a las interrupciones

Hay muchas fuentes de interrupciones: preguntas de compañeros, el teléfono, ruido de fondo, ideas propias, notificaciones en tu móvil y ordenador, etc.

Hay que tomar consciencia de todas las interrupciones que recibes durante el día y buscar maneras de evitarlas. Para las distracciones que puedes eliminar, hay que buscar maneras para disminuir su impacto a tu nivel de enfoque.

Según nos explica Jesús Serrano Ducar, uno de los métodos que puedes aplicar para tratar con una parte de las interrupciones inevitables es Getting Things Done:

En GTD, el hábito que te permite seguir a lo que estabas prestando la atención justa a lo que ha llamado tu atención, a la interrupción tanto interna como externa, se le llama Recopilar o Capturar y consiste en liberar tu mente de ese pensamiento que te ha venido, esa llamada de teléfono o esa petición de un compañero, anotando un recordatorio, dejándolo en la bandeja de entrada y siguiendo con lo que estabas haciendo. Ya volverás después a ello para dedicarle la atención que se merece, pensando qué es y decidiendo qué vas a hacer con ello.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.