Necesitas un objetivo ilusionante

A veces hay proyectos que son imposible de sacar de tu cabeza: todo el día piensas en ellos. Esto es el efecto que hay que buscar al fijar tus objetivos:

¿Sabes lo que te levanta de la cama un domingo a las 7? ¿Sabes lo que logra que evites interrupciones totalmente inútiles? ¿Sabes lo que te sacaría realmente del sofá?

Un objetivo genial.

Un objetivo singular e ilusionante que tan solo con la posibilidad de que se haga un día realidad merece la pena ponerse a ello.

No tiene por qué ser extravagante pero tiene que poder llenarte cuando lo logres, mientras lo intentas y ser tan motivante que merezca poner casi todo a un lado con tal de poderlo intentar.

Hay que elegir el ‘nivel’ de tus objetivos para que te motivan. Si no tienes que esforzarte para lograr tus objetivos, es probable que fallarás por falta de motivación.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.