5 cosas que debes hacer cada noche para aprovechar mejor el día siguiente

Ser profesional muchas veces significa sacrificar tu tiempo. Algunos creen que ser exitoso es solo trabajar largas horas y dejar a un lado tus asuntos personales. Pero en realidad, el éxito y la productividad vienen acompañados de espacio personal y sobretodo de una actitud positiva.

Si eres de esas personas que prefieren levantarse tarde y saltarse el desayuno para llegar a tiempo a la oficina, entonces es hora de que pienses dos veces acerca de tus mañanas. Es más, muchos de los empresarios más exitosos del mundo aprovechan sus mañanas para tomar el desayuno, hacer ejercicio, planear su día y hasta responder emails.

5 cosas que debes hacer cada noche para aprovechar mejor el día siguiente

Pero, ¿qué sucede con las noches? Muchas personas también ignoramos ciertas cosas que podríamos hacer después del trabajo para hacer que nuestra semana laboral y vida personal sean más exitosas.

Descubre las 5 cosas para hacer cada noche y ser más exitoso:

1. Deja tu móvil en un lugar lejano

No hay necesidad de apagar tu móvil para desconectarte. Si sabes que puedes tener una llamada urgente o que alguien te puede necesitar, opta por dejar tu móvil lejos de ti, pero lo suficientemente cerca para escucharlo.

Ignoramos ciertas cosas que podríamos hacer después del trabajo para hacer que nuestra semana laboral y vida personal sean más exitosas

La idea de alejarte de tu móvil es que puedas dejar a un lado las cosas del trabajo como los emails, o los mensajes de texto, y que al mismo tiempo no tengas la tentación de entrar a las redes sociales.

El momento en que llegas a tu hogar del trabajo, intenta conectarte con tu familia, hablar con tu pareja, jugar con tus hijos, o simplemente sentarte a descansar un rato, sin pensar en nada relacionado al trabajo o las redes sociales.

2. Cena en familia

Saltarse el desayuno es una cosa, pero saltarse la cena es aún peor. Si tiendes a trabajar hasta muy tarde puedes perderte de una cena en familia y esto no es bueno a la larga. Asegúrate de dejar tiempo suficiente para cenar con tus seres queridos, pues esto te relajará y dará espacio para hablar de las cosas del día.

Aunque vivas solo, es importante que tengas un espacio para cenar, así que puedes sentarte a comer y escuchar algo de música o tal vez aprovechar para leer un libro al mismo tiempo.

3. Haz una actividad placentera

Muchos disfrutan yendo a correr por la noche, otros van al gimnasio. Si no tienes el tiempo, o la motivación, o tal vez ya hiciste ejercicio por la mañana, entonces aprovecha la tarde y noche para encontrar un momento en el que puedas hacer algo que te apasione.

Dedica al menos 30 minutos a esta actividad, ya sea pintar, leer, ir con tus hijos al parque, o hasta limpiar tu casa. Hacer algo que nos gusta nos permite dejar a un lado los problemas del día y retomar energías para seguir con nuestra labor familiar y profesional.

4. Planea el día de mañana

En un principio es bueno desconectarse, pero antes de irte a dormir puede ser beneficioso hacer una lista de las cosas que tienes que hacer al día siguiente. Puedes también hacer un plan tentativo de trabajo y así sentir que tienes el control de tu día laboral.

Visualizar lo que quieres lograr al día siguiente te ayudará a dormir más tranquilo y descansar realmente. En lugar de intentar controlar cada detalle, intenta más bien priorizar las actividades del día y pensar en ideas para hacer tu día más productivo.

5. Vete a dormir temprano

Levantarse temprano es clave, pero irse a dormir temprano también lo es. Muchas personas no descansan lo suficiente y por eso su día no es productivo y ellos no son exitosos. Ten la meta de dormir al menos siete horas al día, mejor aún si es en total oscuridad y sin ningún ruido.

¿Cuáles de estas cosas haces cada noche? Si todavía no las tomas en cuenta, empieza hoy y verás como lograrás ser más productivo y exitoso.

Imagen cena cortesía de Shutterstock

Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.