¿Quien es el responsable de esto?

Daniel Aguayo explica en este post cómo puedes utilizar las áreas de responsabilidad para trabajar mejor en equipo:

Trabajar en nuestras áreas de responsabilidad mejorará nuestra efectividad: concretaremos más a la hora de decidir dónde ponemos nuestro esfuerzo, y al estar más atentos cuando aparece algún asunto relacionado con nuestras responsabilidades lo cazaremos, evitando que quede descuidado.

Dentro de la metodología Getting Things Done, las áreas de responsabilidad es una de las partes menos desarrollada. David Allen mezcla los conceptos ‘áreas de enfoque’ con las ‘áreas de responsabilidad’ y explica sólo superficialmente cómo hay que tratarlas.

Es una pena, porque, cómo Daniel enseña en su texto, las áreas de responsabilidad forman la base para una buena colaboración en equipo.

En los modernos métodos de colaboración y diseño organizacional, muchas veces hablamos de ‘roles’ en lugar de áreas de responsabilidad. Idóneamente, habrá que establecer las siguientes características de cada área o ‘rol’:

  • Propósito: ¿para qué sirve el rol?
  • Actividades: ¿qué tipo de tareas hace el rol?
  • Facultades: ¿qué derechos tiene el rol?
  • Dominios: ¿qué activos pertenecen al rol?
  • Procedimientos: ¿cómo interactúa el rol con los demás roles?
  • Métricas: ¿cómo sabemos que el rol cumple su propósito?

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.