No debes tomar decisiones en caliente

Todas las decisiones son fruta de un proceso emocional. Pero a veces las emociones tienen un papel demasiado grande.

En este sentido, estoy muy de acuerdo con Miguel Angel Ariño:

[…] pocas veces las situaciones requieren una actuación inmediata, por lo que suele ser mejor dejar correr el tiempo y cuando tengamos la cabeza menos caliente, entonces actuar. Si es que hay que actuar, que muchas veces no habrá que hacer nada.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.