La relatividad en tus decisiones

Nos gusta pensar que somos seres racionales que tomamos decisiones basadas en la información relevante, pero la verdad es todo lo contrario.

Todas tus decisiones son emocionales1 aunque desde tu perspectiva parece que has sido objetivo.

Pensadlo bien, siempre que escogemos, lo hacemos comparando otras opciones, es por eso que es importante la relatividad: tomamos la decisión respecto a con que comparamos. Y escogemos no cómo consecuencia de las características de una opción determinada, sino por la posición de estas características en referencia a otras y su situación dentro de un entorno determinado.

[…]

Aplicado a nuestro día a día. Debemos decidir en cada momento cual es la siguiente acción. Así si tendemos a decidir comparando, siempre nos iremos hacia la que creamos más fácil. Esta facilidad puede derivar tanto de su propia ejecución como de su redacción, que por ser clara y concisa, aparente ser una tarea más fácil. Así si no tenemos en cuenta como decidimos, puede pasar que procrastinemos determinadas tareas casi sin ser conscientes de ello.

Para evitar esto, se me ocurre que debemos ser muy cuidadosos en redactar bien las tareas.

Sigue este consejo de Jordi Fortuny, porque sólo ellos que conocen bien sus debilidades saben cómo avanzar de verdad.

  1. Damasio, A. R., Tranel, D., & Damasio, H. C. (1991). Somatic markers and the guidance of behavior: Theory and preliminary testing. In H. S. Levin, H. M. Eisenberg, & A. L. Benton (Eds.), Frontal Lobe Function and Dysfunction (pp. 217–229). Oxford University Press. ↩︎

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.