Cómo recuperar tu energía cuando sientes cansancio

Existen ciertas frases motivadoras que pueden ayudarnos a sentir felicidad, y que son perfectas para aplicar durante nuestro tiempo de trabajo. Sin embargo, muchas veces podemos sentir cansancio, especialmente cuando no hemos descansado bien la noche anterior, o cuando es la hora de la tarde.

En este momento empezamos a sentir que el sueño nos gana la batalla. Pues, estamos totalmente sin reservas de energía. Esto también produce otros efectos poco deseados, como por ejemplo la tendencia a perder el foco de atención, sobre todo si los párpados tienden a cerrarse por sí solos.

La buena noticia es que es posible aplicar un par de técnicas y recuperar nuestro nivel de energía para desarrollar nuestras actividades con normalidad.

energia-cansancio.jpg

A continuación, queremos compartir contigo una serie de consejos para que te sientas bien y culmines tus tareas.

Consejos para recuperar la energía

  1. Consume suficiente agua.
    El consumo de este líquido vital también cumple un papel importante cuando aparece el agotamiento, ya que si bien no puede disminuirlo por completo sí logra contribuye a que tengamos una buena hidratación, lo cual aporta energía y permite que tengamos un mejor nivel de concentración. Por el contrario, cuando no se consume suficiente agua el cansancio se siente más. Por ello, la sugerencia es tomar por lo menos 2 litros de agua al día para sentirte con más fuerzas.
  2. ¡Ejercítate!
    Es conveniente crear una rutina que permita al cuerpo estar en movimiento dado que sus resultados serán notorios al poco tiempo de haber creado el hábito. Realizar actividades físicas es beneficioso para la salud, permite tener el peso ideal y además hace posible que logremos descansar mejor durante la noche, lo cual significa que podremos tener más energía al día siguiente. Además de ello, tanto la mente como el cuerpo permanecen activos y esto permite que podamos afrontar mejor los deberes cotidianos. Es recomendable apuntarse en un gimnasio o salir a correr la bicicleta, sino simplemente salir a dar un paseo un rato para que logres despejarte y poner en movimiento el cuerpo.
  3. Cambia el escenario.
    Es decir, si sientes cansancio luego de estar varias horas frente a tu computador, puedes levantarte un momento e ir a la cocina, tomar un vaso de agua y luego volver a la actividad que desarrollabas. Esto te permitirá recuperar la energía que necesitas para culminar tus labores.
  4. Toma un tiempo entre tus labores.
    Para realizar alguna actividad que te guste, como por ejemplo salir un rato y almorzar con tus amistades, asistir media hora a tu club literario preferido, o simplemente caminar un rato y comer un helado. Este espacio entre tus tareas que tomas para dedicártelo a ti te permitirá soltar por un momento esa labor que realizas y que te produce cansancio. Cuando retornes lo harás con más entusiasmo y con la mente más fresca.
  5. Aliméntate de forma saludable.
    Esto es fundamental, puesto que muchos alimentos nos aportan energía. Es recomendable que nuestros platos incluyan las raciones adecuadas de proteínas —tal como las carnes magras, los huevos y el pescado—, calcio, el cual se obtiene a partir de los lácteos y sus derivados; los especialistas también sugieren el consumo de abundante fibra, por medio del consumo de hortalizas, frutas y cereales. Es importante que nuestra alimentación sea balanceada y que contenga el aporte vitamínico necesario.
  6. Realiza ejercicios respiratorios.
    Los cuales producen momentos de despeje y de relajación. Esto resulta especial si la persona se siente abrumada. Por medio de algunos ejercicios respiratorios puedes encontrar quietud.
  7. Descansa el tiempo necesario.
    Esto quiere decir que cuando llega el momento para dormir, es importante desprenderse de todas las preocupaciones sobre asuntos que ha dejado pendientes durante el día. Ya luego amanecerá y usted podrá encargarse de ello. Mientras, lo mejor es descansar. Dormir suficiente es imprescindible para sentir energía. Para el sueño también es recomendable crear un hábito, tener una buena higiene de sueño, es decir, ir a la cama temprano y dormir el tiempo suficiente para luego despertar con buen ánimo y comenzar la rutina del día.
  8. Utiliza velas aromáticas.
    Para experimentar relajación. Algunos de los aromas pueden ser el de la mandarina, la menta o la bergamota. También pueden emplearse los inciensos. Esto le dotará de energía y le hará sentir menos tensión.
  9. Aprende a sonreír.
    Si una persona siente que se está durmiendo y no puede más, puede tomar un segundo para ver el extracto de alguna de sus películas preferidas, en el género comedia y disfrutar un rato. Reír le ayudará a mantenerse despierto, así como también produce bienestar.

Con la aplicación de estos sencillos consejos resulta mucho más fácil poder recuperar la energía en aquellos momentos de agotamiento y cansancio.

Asimismo, también es recomendable aplicar un par de trucos que producen buenos efectos como por ejemplo realizar ejercicios de canto, colocar una canción que sea de las preferidas y tomar unos minutos para bailar. Si prefiere actividades más calmadas, puede practicar yoga o meditación y reconectarse con la energía vital.

Hay quienes se visten con tonos de ropa llamativos para irradiar vitalidad, tal como el amarillo o el rojo. En todo caso, muchas veces el cansancio no es sólo un aspecto físico, sino que está vinculado a cómo nos sentimos internamente y cómo nos hemos preparado mentalmente para afrontar el día.

Imagen Poca energía cortesía de Shutterstock

Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.