El molde de la productividad personal

Ya sabes que el tema de la productividad personal me tiene fascinado.

He dedicado muchas horas y muchos artículos en este blog investigando diferentes métodos de productividad. Pero cada vez tengo más claro que es tiempo perdido, porque el método perfecto y universal que he estado buscando no existe.

Como Alex Bergonzini explica en este texto, un método de productividad es simplemente una posible aplicación de los principios productivos y cada persona debo buscar su propia versión de esta aplicación.

Al mostrar nuestra productividad personal a los demás, no estamos dando un buen ejemplo de los principios, sino una visión distorsionada de lo que hemos adoptado como nuestro. Porque aunque sus principios nos dan suficiente margen para amoldarlo a nuestras truculentas necesidades, son siempre sólidos principios que hemos de tener claros para que en la perversión del camino, no caer en tentaciones de métodos ajenos o tecnología suplantadora de procesos, a los que estamos siempre bien predispuestos, por el bien de perfeccionar nuestro sistema de productividad.

El peligro de los métodos de productividad es que los consideramos conjuntos completos e intocables, lo que evita la personalización.

La realidad es más complejo que un flujo de trabajo. La verdad es más como una caja de piezas de LEGO con que podrás construir tu propio método personal de productividad.

Para poder crear tu propia estructura estable, hay que conocer muy bien los principios de la productividad y ahí es dónde tenemos el problema. Porque, ¿cuáles son exactamente estos principios? La verdad es que no lo sabemos…

Ninguno de todos los libros y artículos científicos sobre la productividad y la gestión del tiempo que he leído especifica claramente los principios. Ninguno…

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.