Cuando la solución a todos tus males está delante de tus narices: Pomodoro

La técnica Pomodoro puede ser útil para estos trabajos con tareas muy grandes que requieren grandes bloques de concentración. El ejemplo típico — y la situación en que se encontraba el inventor del método — es estudiar.

Aunque existen mejores técnicas, Pomodoro siempre ha sido una opción popular por su atractivo nombre y simplicidad del método.

En este post, Laura Sargantana explica cómo descubrí el método y cómo está usándolo.

No sólo no he perdido la concentración en lo que estaba haciendo sino que me siento mucho mejor. Y sé que cuando mi marido me vea con el Pomodoro encima de la mesa se va a alegrar, y de verdad.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.