Atrapado en mi zona de confort de GTD

Ruben Alzola confiesa:

El problema, para mí al menos, está en la perspectiva de GTD. Algo de esto escribí en su día en ‘Desafío vertical’. Pasar del control a la perspectiva, o mejor dicho, sumar perspectiva al control es el salto definitivo del GTD. En mi caso he llegado a definir mis ‘áreas de responsabilidad’ e incluir proyectos nuevos en éstas que las dotasen de sentido. No obstante, creo que algo me falta. Bueno no lo creo, lo sé a ciencia cierta.

Para ser realmente productivo necesitas tener control sobre tu vida y trabajo y además hay que saber a dónde quieres ir. Necesitas control y perspectiva, eficiencia y eficacia, acción y rumbo…

Si sólo usas el flujo de trabajo de GTD sin haber definido tus niveles de perspectiva, seguramente te sientes más productivo que antes, pero podrás llegar más lejos.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.