Visualizar las metas

Hoy vamos de vacaciones a China. La preparación de este viaje es un proyecto en que hemos trabajado durante varios meses. Al principio había pocas acciones, sólo hemos buscado vuelos baratos y comprado la guía. Últimamente había más cosas por hacer: las vacunas, los visados, preparar la lista de viaje, comprar el material que nos falta, planificar los sitios que queremos visitar, pensar cómo mantener contacto con la familia, buscar información sobre el transporte local, etc.

Con tantas cosas para hacer es fácil que te olvides del objetivo, especialmente en el caso de este viaje: estamos trabajando tanto, porque queremos pasar unas semanas sin trabajo. Por eso es importante que siempre seas consciente del porqué de lo que estás haciendo.

Siempre cuando empiezo un proyecto visualizo el resultado del proyecto. Simplemente cierro mis ojos y me imagino que ya he acabado mi proyecto. Si es un proyecto más grande o más complicado hago un documento para ayudarme y guardo este documento en la carpeta de material de referencia del proyecto. Así cada vez que abro esta carpeta para trabajar en el proyecto veo este documento y recibo un pequeño recordatorio de para qué estoy haciendo todo esto. Además, visualizar el objetivo activa el filtro reticular. Si prefieres trabajar digitalmente puedes adjuntar imágenes y textos al proyecto en tu gestor de tareas.

La imagen de arriba es la que he hecho para las vacaciones. Simplemente he buscado un mapa de China dónde he marcado los sitios a visitar y he añadido unas fotos que he encontrado en internet. Es una manera visual de describir el objetivo del proyecto, y sólo necesitas diez minutos para prepararlo.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.