7 Maneras rápidas de impulsar la productividad en tu negocio

Obviamente, deseas que tu equipo sea lo más productivo posible, pero tampoco quieres perder la dinámica que les permite a todos funcionar como un grupo. “La organización debe ser consciente de su productividad, del empleo del tiempo y todos los recursos que dispone.”

Así que en lugar de imponer reglas estrictas o cuotas a tu equipo, en un esfuerzo por aumentar la productividad, prueba uno o más de estos métodos pequeños pero eficientes:

7 Maneras rápidas de impulsar la productividad en tu negocio

Acorta las reuniones

En primer lugar, déshazte de los más grandes consumidores del tiempo en cualquier oficina, o al menos acórtalas: Las reuniones. Las reuniones rara vez son necesarias y atan miles de horas de trabajo cada año. Al programar una reunión, es fácil agrupar a todos en el equipo y presupuestar una hora libre para la discusión.

En ese momento, parece que no es gran cosa, pero si tienes 10 miembros en tu equipo, eso se traduce en 10 horas de trabajo acumuladas que estás gastando. ¿Son 10 horas realmente necesarias para repasar esa nueva política o una lluvia de ideas sobre un nuevo producto?

Substituye las reuniones por correos electrónicos, memorándums, llamadas de conferencia, o reuniones más breves y elimina esas sesiones de una hora o más por completo, y si debes hacer una reunión, asegúrate de invitar solamente a la gente que realmente necesita asistir.

Permite un trabajo remoto

Los empresarios de la vieja escuela podrían temblar ante la idea de trabajar desde casa, pero la primera evidencia empírica sugiere que el trabajo desde casa realmente hace que los trabajadores sean más productivos.

Esto ocurre porque tienen más flexibilidad para trabajar como quieren trabajar, menos interrupciones y menos estrés porque no tienen que preocuparse tanto por las responsabilidades personales. Aplícalo en pequeñas dosis y verás cómo los trabajadores se ajustan al cambio.

Establece objetivos de equipo

Colectivamente están trabajando hacia el mismo objetivo final: lograr un negocio próspero, así que ¿por qué no deberías considerar establecer objetivos a corto plazo?

Establecer metas como un equipo anima a todos a trabajar juntos y ayuda a los miembros individuales del equipo a responsabilizarse mutuamente para alcanzar esas metas. Además, cuando se alcanzan los objetivos como grupo, existen motivos para celebrar y reconocerse entre sí.

Trabaja con personas de forma individual

La mentalidad de equipo es importante, pero no pierdas de vista a las personas que lo conforman. Todo el mundo tiene diferentes preferencias de trabajo, fortalezas, debilidades y perspectivas, y es tu trabajo ayudar a cada uno de esos individuos a encontrar su lugar en tu equipo.

Esto puede significar establecer metas individuales (además de las metas grupales), acomodar las solicitudes especiales, incentivar la motivación en un nivel individual, o simplemente mostrar más de un toque personal. El objetivo es conseguir que cada individuo se involucre más en la dinámica de la empresa.

Aprende (y enseña) a delegar efectivamente

La organización debe ser consciente de su productividad, del empleo del tiempo y todos los recursos que dispone

Delegar es crítico para el éxito de un negocio. Obviamente, no puedes hacer todo tú mismo, pero tampoco puedes otorgar tus tareas al azar. Todo el mundo tiene diferentes fortalezas y debilidades, por lo que tendrás que aprender a delegar tus tareas de manera eficaz.

Aprende en qué se destacan los miembros de tu equipo y qué debilidades requieren compensación. Más allá de eso, enseña a tus empleados a delegar de manera efectiva, tus líderes de equipo harán bien en organizar a equipos más pequeños y convertirlos en conjuntos más eficientes.

Fomenta las vacaciones y los descansos

Esto podría parecer contraproducente, especialmente si estás acostumbrado a una cultura que valora los ciclos de trabajo interminables, las noches largas y el trabajo de fin de semana.

Por desgracia, ese estilo de vida “workaholic” no te llevará muy lejos, en última instancia, tus trabajadores se cansan, arrastrando su productividad y dejándolos con tanto resentimiento que terminan abandonando la empresa. En su lugar, alienta a tus trabajadores a tomar descansos cuando lo necesiten, e implementa una política de vacaciones flexible.

Facilita la vinculación del equipo

Es necesario dar a los miembros de tu equipo la oportunidad de vincularse entre sí. Hacerlo contribuye a establecer una mentalidad grupal que se desarrolla o se vuelca como una sola, lo que a su vez dará a los miembros más razón e iniciativa para trabajar duro y ayudarse mutuamente.

Puedes facilitar la vinculación de equipos de diferentes maneras, desde reducir el número de paredes y obstrucciones en la oficina hasta almorzar en equipo como recompensa por el logro de metas o incluso patrocinar actividades recreativas para que todos trabajen juntos.

Estos enfoques están diseñados para captar lo mejor de ambos mundos, permitiendo que tu equipo sea más productivo sin comprometer la cultura de tu emprendimiento.

Imagen Reunión cortesía de Shutterstock

Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.