Dormir y descansar bien

Este post de José Ignacio Azkue encaja perfectamente con el hábito que estoy desarrollando este mes.

Dormir poco, de manera reiterada, supone que la persona se levante al día siguiente cansada, de mal humor. Con su capacidad de concentración mermada por la fatiga. Que su creatividad, probablemente, quede relegada para mejor día. Así mismo, su capacidad de resolver problemas también se verá negativamente afectada. Y esto les pasa todos los días a muchas personas porque descansan mal como resultado de que duermen poco.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.