5 consejos para ser productiva/o sin sacrificar tu bienestar emocional

En los últimos años parece que las personas han entendido que para ser éxito no se debe nacer con talentos excepcionales, sino que todos podemos tener éxito aprendiendo, practicando y trabajando duro.

Esto es algo muy positivo, porque ha permitido a las personas dejar de creer en ese pensamiento dañino de que las personas nacen con el talento necesario. Por lo cual, más personas están dispuestas a concentrarse y esforzarse para cumplir con sus metas.

Pero también existe un lado negativo en esto, pues es posible que muchas personas con muchas metas y ganas de cumplirlas sacrifiquen otros aspectos importantes de su vida como salud, la diversión o la vida social; dejando de sentirse felices, o tanto como podrían.

 5 consejos para ser productiva/o sin sacrificar tu bienestar emocional

¿Por qué el deseo de ser productivos?

En la actualidad, se ha hecho muy popular admirar figuras que han conseguido éxito en diversas áreas, como los negocios, aunque también en otras áreas como música, arte, ciencia o programación.

Probablemente el mejor ejemplo de estas figuras sea Elon Musk, el sudafricano fundador de diversas empresas exitosas, las cuales no son tan convencionales: SpaceX, TeslaThe boring company; e incluso inició X.com, que se convirtió en PayPal.

Pero Elon no es una figura exitosa cualquiera, pues tiene una increíble ética de trabajo, admitiendo que trabajó 100 horas durante varios años y actualmente disminuyendo a unas 85 horas.

Deberíamos ser cuidadosos de no sacrificar otras cosas importantes de nuestras vidas para convertirnos en personas superproductivas

No hay nada malo en querer usar el tiempo lo mejor posible y cumplir con nuestras metas. El problema es que esta concentración y dedicación no se adquiere en un día, y deberíamos ser cuidadosos de no sacrificar otras cosas importantes de nuestras vidas para convertirnos en personas superproductivas.

Ten en cuenta estos consejos para ser productiva/o sin sacrificar tu bienestar emocional:

1. Determina lo que te gusta hacer

Sin importar lo que sea que queramos hacer, y en lo que queramos tener éxito, una cantidad de práctica, concentración y esfuerzo es necesaria para conseguir las habilidades necesarias para llegar a dónde queremos.

Pero es importante ser honestos con nosotros mismos y reconocer que es lo que realmente queremos hacer, aquella(s) cosa(s) que disfrutemos y nos sintamos bien de mejorar. El éxito no es solamente dinero y fama; el éxito es hacer algo que te llena y que te haga sentir orgullosa/o.

2. Divide tus metas en otras más pequeñas

Una de las cosas que podría hacernos sentir mal en nuestro esfuerzo por ser más productivos es tener cosas que hacer, o saber lo que queremos lograr pero sentir que está muy lejos, o que no sabemos por dónde comenzar.

Personas trabajando en áreas como la programación, matemáticas, física y otras ciencias concordarán en que es más fácil solucionar un problema dividiéndolo en otros más pequeños, cuya solución individual conforme la solución al problema completo.

De esta misma manera, dividir los problemas o metas en fragmentos manejables nos dará una base donde comenzar a trabajar y será más fácil solucionar cada una, y obtener gratificación.

3. Se consciente y escúchate a ti misma/o 

Algunas veces podemos llegar a ser muy obsesivos con nuestras metas o con la idea de ser muy productivos; y olvidar escucharnos a nosotros mismos y aprender a reconocer nuestras emociones, lo que está ocurriendo a nuestro alrededor y lo que realmente queremos.

Cosas como querer hacer algo por la reputación, sin que realmente nos guste, u obsesionarnos con el tiempo y descuidar personas u otras pasiones son cosas negativas y deberíamos aprender a conseguir un balance y a reconocer lo que sentimos.

4. Sé paciente y disfruta lo que haces

Tiene sentido que si tenemos metas, queramos cumplirlas; y si estamos intentando ser más productivos, significa que queremos cumplirlas muy pronto. Pero es importante no congelar nuestro disfrute hasta que veamos nuestra meta cumplida.

Tener que esperar hasta que hayamos hecho todo lo necesario para llegar a donde queremos estar puede sonar como algo molesto o triste. Pero en realidad parte de lo que hace tener metas tan bonito e importante es tener una motivación cada día, y continuar mejorando.

Por ello, recuerda que el camino es tan importante como la meta, y que si estás haciendo lo que te gusta, entonces vale la pena disfrutar el momento en lugar de solo pensar en el futuro.

5. Haz lo que tienes que hacer

La frase “solo hazlo” podría ser intimidante, pues algunas veces es más fácil hacer muchos planes, que realmente ponerlos en marcha. Pero comenzar a hacer lo que tenemos que hacer es la única forma de avanzar.

Por esta razón, haz las cosas que tienes que hacer, como trabajo, tareas o estudiar tan pronto como puedas. De esta forma, tendrás más tiempo para hacer las cosas que realmente quieres hacer.

Además, cuando ya hemos hecho lo que teníamos que hacer, podemos disfrutar cosas como pasar tiempo con las personas que amamos sin tener que llevar el trabajo o el estudio con nosotros a todas partes.

Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.