Los fundamentos de la autogestión en GTD

No es posible aprender GTD y ser productivo desde entonces. Ni el propio David Allen tiene siempre un alto nivel de control y perspectiva. Ser productivo es un ejercicio de buscar el equilibrio y a veces fallamos. La solución es ser consciente de dónde estás en la matriz de autogestión:

En GTD existen cinco pasos o etapas para lograr y mantener el control. Por su parte, la perspectiva se trabaja desde seis niveles distintos que permiten cubrir con garantÍas el corto, medio y largo plazo. Saber cuáles son estas etapas y niveles y, sobre todo, qué significan realmente y cómo utilizarlos adecuadamente, es la clave para gestionar de forma eficaz nuestros esfuerzos y poder así avanzar en la consecución de los resultados que buscamos.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.