La planificación semanal es anticipación

Cuanto más trabajo hay, más probable es que al final del día o la semana tendrás el sentido de no haber avanzado nada. El trabajo de cada día implica trabajar en nivel de las tareas: hacer llamadas, enviar emails, redactar documentos, asistir a reuniones, etc.

No obstante, si realmente quieres asegurarte que todas estas acciones te hacen llegar a tus objetivos, hay que parar para reflexionar y analizar el trabajo al menos una vez al día.

Berto Pena explica los beneficios de hacer una sesión de planificación semanal:

La planificación semanal complementa la diaria. Tiene otra duración, propósito y enfoque. Te fijas en ciertas cosas y las miras de un modo distinto, ‘desde un poco más arriba’ que en la planificación diaria.

A lo largo de todos estos años, esos 20 minutos semanales me han ayudado una barbaridad en mi trabajo. Porque me ayudan a conocer por adelantado para anticiparme. Personalmente la hago los viernes, generalmente a mediodía (salvo que algún curso me lo impida).

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.