La importancia de decir "no"

Hay más trabajo que horas. No puedes hacerlo todo, no puedes leer todos los noticias, ni todos los tweets. ¿Realmente hay que contestar cada correo? Si quieres sobrevivir hay que aprender a decir no.

Pero decir “sí” a todo, no saber decir “no”, significa pagar un precio alto. Sumar lleva a saturar, y la saturación conduce al exceso y la desorientación. Al final necesitaríamos 17 vidas para hacer todo lo que nos gustaría. Y claro, después de las 17 vendrían otras 17 más…

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.