Priorizar es pensar y distinguir

¿Y cómo priorizar al organizar? Para mí todo empieza así: distingue las tareas, ponles nombre y apellidos, márcalas con una etiqueta. Identifica en primer lugar aquéllas más calientes (exigencia+resultados) y sobre todo sepáralas del resto. Las cosas complementarias y menores no pueden bajo ningún pretexto entorpecer a las primeras.

Lo que Berto llama “ponerles nombre y apellido” coincide con mi consejo de vincular cada tarea y cada compromiso a una de tus responsabilidades y/o objetivos. Si no encuentras este vinculo, probablemente no deberías hacer esta tarea.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.