GTD y la planeación del trabajo

Jero explica que la vida es demasiada caótica para poder planificarlo:

El asunto es que en cada momento es necesario tomar la mejor decisión sobre qué es lo siguiente que debemos hacer, en función del contexto en que nos encontremos, el tiempo que tenemos disponible hasta la siguiente actividad comprometida, el nivel de energía mental y, por supuesto, la prioridad de cada cosa que tengamos sobre la mesa. Y de ellos, al menos el nivel de energía y la prioridad son factores que escapan a nuestro control. Eso por no hablar de las interrupciones —teléfono, correo, compañeros de trabajo, jefes—, y las crisis que pueden surgir en cualquier momento.

Su solución es una técnica que yo también aplico: elegir cada día 3–5 tareas clave, las Tareas Más Importantes y enfocarte en ellas sin sentirte obligado de hacerlas.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.