¿Hay que evitar leer el email del trabajo durante las vacaciones?

Hace unos días recibí un correo electrónico de un cliente. Esta persona está de vacaciones y me preguntaba si está bien leer el email de trabajo durante su ausencia.

Hasta hace muy poco tiempo, la situación ‘normal’ siempre ha sido desconectar completamente durante las vacaciones. Pero hoy tenemos la posibilidad — y la necesidad — de estar conectado durante el viaje para poder subir fotos a Instagram, explicar nuestras aventuras en Facebook y seguir todo lo que está pasando en casa.

En la actualidad es normal estar conectado durante las vacaciones, pero ¿significa eso que también está bien estar conectado con el trabajo?

¿Porqué leer el email de trabajo durante las vacaciones?

Si analizas la causa de esta necesidad de estar ‘al tanto’ de lo que está pasando en el trabajo durante las vacaciones, puedes identificar dos razones importantes.

La primera razón, y posiblemente el factor más importante, es la necesidad de controlar la situación. Como buen trabajador, estás implicado con la empresa, tus clientes o tu servicio, y quieres asegurarte que todo está en orden.

Además, hay tareas que sólo las sabes hacer tu o que nadie las hace con la misma calidad que tu, y por tanto es mejor dedicar cada día un poco de tiempo para que todo funciona bien.

La segunda razón por leer el email durante las vacaciones es para evitar esta montaña de mensajes sin leer al volver. En lugar de tener que dedicar el primer día laboral para ponerte al día procesando 829 emails, es más fácil procesar cada día un poco, ¿verdad?

¿Por qué tomas vacaciones?

Para conocer los argumentos para no leer el email de trabajo durante las vacaciones, hay que ver la función de las vacaciones.

Tomamos vacaciones para descansar y volver renovado. El cambio de ritmo no sólo hace que descansamos físicamente1, pero sobre todo mentalmente.

Cuando realmente desconectas de tu trabajo, verás que pasan cosas muy interesantes. Durante las vacaciones ya notas un incremento en la creatividad, simplemente porque el resto del año no tienes tiempo para aburrirte — un requisito para que tu hemisferio creativo se pone a trabajar.

También notarás que estarás más motivado para hacer tu trabajo, un efecto que puede durar varios meses después de las vacaciones.

Entonces, ¿leer el email o no?

Yo siempre recomiendo no tocar el email profesional durante las vacaciones2, y no soy el único. Cada vez hay más empresas que simplemente prohiben el uso de email fuera de las horas laborales, porque saben que siempre estar conectado tiene un precio muy alto en la productividad de los trabajadores.

Yo no soy partidario de prohibirlo, pero creo que una cultura productiva dónde el trabajo está limitado y dónde se valora el tiempo libre puede ser muy beneficiosa.

Tu capacidad de hacer un buen trabajo está directamente relacionada a tu capacidad de desconectar.

¿Cómo evitar leer el email?

Si miramos las dos razones para leer el email, es fácil de encontrar soluciones para eliminarlas. La necesidad de tener control podemos evitar si delegamos bien3 el trabajo antes de salir de vacaciones.

Incluso puedes delegar tu bandeja de entrada a un compañero, utilizando un filtro que reenvía todos los mensajes nuevos a la dirección de tu compañero. Así también evitas también el síndrome de la bandeja de correo desbordada.

Descarga mi lista de reglas y filtros de email para tener más ideas sobre cómo automatizar el correo electrónico.

Y ahora: ¡a desconectar!

Imagen Trabaciones cortesía de Shutterstock


  1. Con beneficios considerables para la salud cardiovascular, los niveles de cortisol y la presión arterial, entre otras cosas. ↩︎

  2. Lo que explico sobre el email también es válido para los otros canales de comunicación interna de la empresa, como las llamadas, Slack, el CRM, Skype, chat, etc. ↩︎

  3. Delegar bien implica delegar responsabilidades en lugar de acciones, y dar a la otra persona todas las facultades necesarias para poder cumplir estas responsabilidades. ↩︎

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.