Eres a lo que te habitúas

La primera vez que aprendes a montar en bicicleta es como cuando aprendes a conducir. Todas las cosas que has de realizar al mismo tiempo mientras montas en bicicleta o conduces un coche te parecen un mundo cuando no las dominas. Es muy complicado al principio realizar todo de una manera natural y sin algo de ese estrés que surge cuando realizas cosas que no controlas. El paso del tiempo y la practica genera el hábito de conducir y de montar en bicicleta.

Sin entrar a discutir el tiempo que supone el alcanzar un hábito, que es variable, lo cierto es que, lo que eres es el resultado de todo aquello a lo que te has habituado. Mientras mas tiempo haya pasado desde que adquiriste un hábito, con mas naturalidad y facilidad lo realizas, pero también es mas difícil modificarlo, puesto que esa tarea significa romper con el hábito que adquiriste, que es con el que te sientes mas cómodo.

Es mucho más difícil aún si pretendes adquirir un hábito contrario al que ya tenías, puesto que tendrás que luchar contra aquello a lo que estas habituado en un doble sentido, por un lado para romper tu hábito, y por otro, para conseguir adquirir el nuevo.

Por este motivo, con el paso del tiempo nos vamos convirtiendo en la suma de todos aquellos hábitos que, de una forma u otra hemos ido adquiriendo con el paso del tiempo, y el tiempo va transformándonos en aquello que un día de una manera voluntaria, o no, fuimos decidiendo ir asimilando como nuestro comportamiento. La persona que se habitúa a llegar tarde a los sitios, tarde o temprano, acaba asimilando como normal llegar tarde.

¿Quiere esto decir que los hábitos no se pueden cambiar? Ni mucho menos, sin embargo para cambiar los hábitos adquiridos a lo largo de mucho tiempo es necesario una labor proactiva para cambiarlos, ya que hemos de romper la inercia de mucho tiempo, con otros hábitos.

En la productividad, exactamente igual que en cualquier otro ámbito, es necesario adquirir una serie de hábitos, previa destrucción de otros hábitos y creencias que hemos ido acumulando a lo largo de los años, y necesitamos una labor consciente de nuestros hábitos productivos, junto con un compromiso firme de destrucción de los hábitos, o creencias, como bien dice mi compañero y amigo Antonio José Masiá. Por este motivo, si quieres ser mas productivo, o cualquier otra cosa que quieras ser, lo primero que debes hacer es identificar aquellos hábitos que no están alineados con tu propósito para, a continuación plantearte cuales son los hábitos a adquirir que te acercarán al objetivo que te haya marcado. Recuerda que debes marcarte la consecución de hábitos que sean Smart (específicos, medibles, alcanzables, realistas, y acotados en el tiempo).

¿Que hábitos crees que necesitas adquirir para alcanzar tus objetivos?

Imágen Hábitos cortesía de Shutterstock

Cruz Guijarro

Cruz Guijarro es Consultor Artesano en efectividad centrada en las personas. Forma parte de la Comunidad de Práctica sobre innovación en productividad personal y organizativa OPTIMA LAB. Escribe en su blog experienciaproductiva.com sobre productividad con GTD® , y como conectar personas, para crear experiencias innovadoras de transformación.