Curso intensivo de GTD en verano

¿Sois de los afortunados que trabajáis en agosto? Agosto es diferente, es un buen mes para trabajar, en la oficina se respira paz y tranquilidad. Los jefes están de vacaciones, bajan el número de correos, no tenemos tanta reuniones y los que quedan se toman las cosas de otra manera. Seguramente es la época del año en la que más fácil te será poner en práctica lo que te propongo: Un curso intensivo de GTD. Si eres de los afortunados que tiene vacaciones en agosto, es muy probable que este momento que describo de ‘baja tensión’ te sea familiar, pues ese será tu momento.

La idea de este artículo no es que dediques tu jornada laboral a que practiques GTD (¡Te pagan por hacer tu trabajo!), sino que aproveches un momento del año en el que el número de interferencias son mucho menores y puedes empezar a aplicar el sistema poco a poco, y sin que te impacte en tu objetivo final: Hacer.

El objetivo es poner en práctica todos los pasos de una forma más pausada, nos permitirá centrarnos mejor en los pasos, sin tantas interrupciones. El objetivo es poner en práctica GTD durante las vacaciones… ¡De los demás!

De esta forma podremos:

  • Hacer la ‘recopilación inicial’ sin tener que bloquear al 100x100 tu trabajo diario.
  • Identificar todas las bandejas de entrada que tenemos de una forma más sencilla, al testar mucha gentes de vacaciones recibiremos menos correos electrónicos, menos llamadas de teléfono, … recopilaremos de una forma más tranquila.
  • Procesar las bandejas y comenzar a definir tus contextos, lista de proyectos, etc.

Si has estado leyendo sobre productividad y GTD durante un tiempo y aun no lo has puesto en práctica seguramente es porque lo ves demasiado complejo, demasiado largo para poner en práctica. Aquí tenéis un plan de acción para ponerlo en práctica paso a paso, es una recomendación pero puede dar resultado:

1. Adquiere el material necesario

Antes de empezar asegúrate que tienes todo lo que necesitas:

Mi recomendación es que lo tengas en papel y sea de fácil acceso, para poder repasar, subrayar, hacer anotaciones.

2. Bloquéate un espacio de tiempo diario para prepararte o repasar el día anterior

Reserva cada día 30 ó 40 minutos para leerte el paso siguiente o repasar el anterior. ¿Qué intentaste procesar la bandeja de entrada y no supiste donde colocar aquella tarea concreta? A repasar los apuntes.

En verano los días son más largos, puedes sentarte después de cenar o el rato que te sobra a la hora de comer en la oficina.

3. Comienzo poco a poco

GTD no es difícil de entender, tiene pocos pasos y dispones de mucho material para ponerlo en marcha pero hazlo poco a poco. Todo de golpe no funciona y te acabarás bloqueando.

4. No te ofusques con las herramientas

GTD es un método y cada uno lo aplica como cree conveniente. No te pierdas en una lucha que no ganarás, empieza sin ponerte barreras y no buscando la herramienta perfecta, mucha gente no pasa de ese paso. Empieza con lápiz y papel y cuando seas cinturón negro en el método busca la herramienta que se adapte mejor a ti.

5. No busques la perfección

Si hay algo en lo que todos los expertos de GTD recomiendan es leer, releer y repasar el libro de Allen cada dos por tres y es verdad. La dificultad no está tanto en la complejidad del método y si en cambiar nuestros hábitos, nuestra manera de trabajar.

Pon el sistema en marcha poco a poco, si consigues acabar recopilando y apuntando en listas ya será un logro, si además haces el repaso semanal un hito, etc.

Como decía al principio el mes de Agosto puede ser un muy tranquilo que puedes aprovechar para poner en marcha GTD. ¡Te animo a que lo hagas! Si por el contrario eres de los que tienes vacaciones ¡Disfrútalas y carga las pilas!

Jordi Carrasco

Jordi Carrasco es el autor del blog Simplicidad extrema donde encontrarás ideas y recomendaciones sobre minimalismo, productividad personal y en general artículos que tiene un único objetivo: ¡Hacerte la vida más simple!