Gestionar tus compromisos y deseos

La semana pasada estaba mirando el calendario con un cliente y vi dos citas por la mañana: una reunión con un cliente y un espacio de tiempo reservado para preparar un viaje de negocios para el mes siguiente. Le pregunté qué pasaría si no asistía a la reunión con el cliente. Me contestó que seguramente perdería a ese cliente; era una reunión muy importante. Repetí mi pregunta por la segunda cita y me comentó que simplemente lo haría otro día.

Compromisos

Este cliente usaba su calendario para dos tipos de citas: la primera cita era un compromiso y la segunda un deseo. Es muy peligroso mezclar estos dos tipos de citas, porque pierdes la visión general. Si tienes una cita el viernes por la tarde, ¿quieres decir que realmente estarás ocupado o simplemente deseas hacer esta cosa? Cada vez que consultas el calendario tendrás que hacer esta evaluación, porque nunca sabes a primera vista si estás ocupado o libre en un momento concreto.

Lo mejor es usar el calendario solo para compromisos y guardar tus deseos en una lista separada. Por cierto, puedes hacer compromisos contigo mismo. Un buen ejemplo de un compromiso personal es hacer la revisión semanal cada viernes a las 17:00, o ir al gimnasio cada miércoles por la tarde. No hay terceras personas involucradas, pero realmente te comprometes a hacerlo en la hora concreta.

Tareas

En las listas de próximas acciones pasa algo similar. En el momento de añadir una nueva tarea a la lista de próximas acciones estás haciendo un compromiso contigo mismo; el compromiso de hacer esta tarea lo antes posible. Si apuntas una acción nueva en la lista realmente debes estar seguro de querer hacer esta tarea. Todas las cosas que deseas hacer pero no sientes como un compromiso no pertenecen en la lista de próximas acciones.

Algún día / quizás

Para gestionar estos deseos usas la lista llamada Algún día / Quizás, el sitio perfecto para aparcar todas tus sueños, deseos y cosas para hacer más tarde. Cada semana durante la revisión repasas esta lista para decidir si quieres activar alguna tarea y/o proyecto. Para activar una tarea lo pasas de la lista ‘Algún día / Quizás’ a la lista de acciones o al calendario. Al mismo momento este deseo se convierte en un compromiso, el compromiso para finalizarlo lo antes posible.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.