¿Cómo resolver los problemas a fondo?

A veces pasa que uno está constantemente cometiendo los mismos errores una y otra vez, y por mucho que intente cambiar la forma de abordarlos, nunca lo consigue.

Eso sí, todos coincidiremos en que queremos cambiar esos malos hábitos y no volver a caer en la misma trampa una vez tras otra.

Pues déjame decirte una cosa, los problemas normalmente suelen quedarse a nuestro lado cuando tratamos de corregir los síntomas, cuando realmente lo que necesitamos hacer es eliminar las causas de estos problemas para que no lleguen a producirse.

¿Cómo resolver los problemas a fondo?

Llega al núcleo del problema

Tal y como se ha comentado, no trates de desarrollar estrategias para enfrentarte con tus problemas, si no que deberás analizar la situación para evitar el problema antes de que llegue.

Un buen ejemplo para que me entiendas, es el de un vaso roto. Si se nos rompe el vaso en la casa, y tenemos un niño chico jugando por la habitación, puede que llegue a clavarse algún trozo de cristal.

Uno se pararía a pensar, ya está, ¡tengo la solución! Voy a barrer y quitaré todos los cristales rotos del suelo.

Lo que no sabe esta persona es que todavía podría quedarse algún trozo perdido por la habitación.

Lo que hubiese sido una buena solución, sería no haber dejado el vaso tan al borde de la mesa, así se hubiese evitado que hubiera caído al suelo y por consecuente no se hubiese roto.

Técnicas para poder resolver cualquier problema

Si eres de esos que tiene problemas una y otra vez tal y como se ha comentado antes, puedes estar algo más tranquilo porque existe una serie de técnicas probadas para poder resolver problemas.

Aquí podrás encontrar una lista de algunas de las técnicas que podrás llevar a cabo.

Técnica de los 5 porqué

Este método o técnica es considerado uno de los más simples. Consiste tal y como dice su nombre en preguntarse «¿por qué?» cinco veces.

Se debe empezar con la identificación del problema.

Pensemos el ejemplo de: “No pase el examen”

Deberemos preguntarnos 5 veces ¿por qué no pasamos el examen?

Con estas preguntas saldrá una lista de posibles causas por las que hemos llegado a dicho problema. Quizás sea porque hemos estudiado poco, porque salimos de fiesta el día anterior, porque empezamos a estudiar demasiado tarde… etc.

Esto nos servirá, para que, en el próximo examen, podamos resolver estas causas antes de darnos de frente con el problema.

Modo de fallo y análisis de efectos

Los problemas normalmente suelen quedarse a nuestro lado cuando tratamos de corregir los síntomas

Este tipo de técnica es fácil de efectuar, ya que tan solo necesitaremos seguir una serie de pasos ya establecidos. Este análisis es muy bueno también para definir las dificultades cuando se va a trabajar con algo nuevo.

Los pasos que deberemos seguir para llevar a cabo esta técnica son los siguientes:

  1. Determinar el problema.
  2. Lista de nombre de todas las cosas que puedan estar contribuyendo al fracaso.
  3. Pensar con que frecuencia se produce el error.
  4. Enumerar las acciones que se han tomado para garantizar que no se repita el fallo.
  5. Analizar si las soluciones resultaron satisfactorias.

Así tendrás este análisis para volver a leerlo en cualquier momento, aun si el problema volvió a suceder. También puede ayudar a reformular, por ejemplo, un procedimiento en la empresa.

RPR (Rapid problema resolution)

Este es otro tipo de análisis del estilo del modo de fallo y análisis de efectos, donde deberemos seguir una serie de pasos.

  1. Primera fase, denominada fase de descubrimiento, donde deberemos recopilar información para determinar problemas.
  2. Segunda fase, esta llamada de investigación. Aquí tendremos que crear un plan basado en los datos que se han recogido en la primera fase.
  3. Finalmente, se realiza y establece el plan.

Método CTR (Current Reality Tree)

Si nos encontramos en una situación en la que disponemos de una serie de problemas al mismo tiempo, el método CTR es uno de los métodos más efectivos para entender la conexión entre estos problemas.

Un ejemplo, has reprobado el examen, y al mismo tiempo, el profesor te trata peor que antes y en tu casa te dejan salir menos.

Estos son los pasos que deberás llevar a cabo con este método:

  1. Coloca cada uno de esos problemas, en este caso, examen reprobado, peor trato de tu profesor, te dejan salir menos, cada uno en su propia caja en la parte inferior de su árbol.
  2. Hacemos una lluvia de ideas o ‘brainstorming’ sobre posibles causas sobre cada uno de los problemas anteriores, de forma independiente. Colocamos cada causa en su propia caja y como rama que brota de la caja de su correspondiente problema.
  3. Analizar cada uno de los problemas que se han indicado en relación uno al otro, usando el: ‘Si … entonces’. “Si estudio menos entonces reprobare la asignatura.”
  4. Conectar todas las ideas del árbol con flechas.

La idea es que llegará un momento en el que se podrán apreciar los puntos en común entre todos los problemas.


Espero que puedas abordar los problemas en el trabajo y en la casa de una forma más estructuras para llegar a la raíz, y no dejar que se vuelvan a producir.

Imagen Solucionar problemas cortesía de Shutterstock

Matias Riquelme

Ingeniero apasionado por el mundo de los negocios y el internet.