La priorización moderna

Priorizar tu trabajo es una de las hábilidades más importantes si quieres ser efectivo.

También es una de las habilidades más difíciles, porque los criterios pueden cambiar en cada momento.

[…] la forma tradicional de priorizar consistía en evaluar las opciones disponibles y clasificarlas con una letra o un número que indicaba la importancia de ejecutar esa opción en ese momento, con respecto al resto de opciones que también estaban presentes en ese mismo momento. Después, se seguían a rajatabla esas prioridades. Esto fue útil en un tiempo en el que el trabajo era estable, estaba bien definido y apenas variaba con el tiempo.

Leyendo este artículo de Francisco Sáez queda claro que hay que ser flexible en la priorización.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.