Cómo la música puede ayudarte a mantener la concentración

Existe el eterno debate de si la música o ciertos sonidos son favorables en cuanto a concentración se refiere. A la hora de estudiar o trabajar, es crucial mantener el foco.

Mientras muchas personas afirman que la música sólo les provoca distracción, otros dicen que el silencio absoluto les causa aburrimiento y llega a ser contraproducente para ellos.

Es por ello, que estas personas necesitan de música, sonido ambiental o algún tipo de ruido para poder ser productivos en esas actividades.

Para algunas personas, incluso les ayuda a estar motivados y mantener la fuerza de voluntad. Hace que se eleve el estado de ánimo y rindan más.

 Cómo la música puede ayudarte a mantener la concentración

Lo complicado ahora sería saber escoger la música adecuada. Si haces uso de una música errónea, puedes terminar dispersando toda tu atención.

Hay que conseguir crear una atmósfera idónea según nuestras necesidades, para que nuestra capacidad de enfoque se eleve a la máxima potencia. Es en esos momentos cuando todos los factores que rodean la productividad se ponen de nuestro lado (concentración, rendimiento, enfoque, etc.).

En este artículo te voy a presentar los diferentes tipos de sonidos aptos para trabajar, así como una serie de consejos básicos a tener en cuenta.

También te mostraré cómo la tecnología puede ayudarte con algunas aplicaciones destinadas a ello.

Consejos a tener en cuenta

Según el tipo de tarea que queramos llevar a cabo, hay una serie de recomendaciones que no debes pasar por alto:

  • Tareas de pleno foco: música sin letras.
    Si la tarea que tienes por delante requiere de una gran concentración, lo que necesitas es música que no tenga letras. Estudios demuestran que las personas reducen su concentración y productividad cuando trabajan bajo una música con letras inteligibles.
  • Tareas repetitivas: música optimista.
    Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Birmingham, los trabajadores de una cadena de montaje incrementaron su rendimiento y estado de ánimo al escuchar música animada y alegre, con un ritmo constante. Es un tipo de música a tener en cuenta ante tareas monótonas sin muchas alteraciones.
  • Evita la novedad.
    En muchas ocasiones te verás en situación de querer escuchar el último álbum de tu artista favorito o aquella recomendación de algún amigo. Evita hacerlo si lo que quieres es evitar distracciones.
    Según estudios, el cerebro libera dopamina cuando estás aprendiendo algo nuevo. Esto hace que pierdas fácilmente la concentración. Tu cerebro querrá dejar de trabajar para quedarse con la nueva sensación creada.

Tipos de sonido que ayudan a la concentración

Música clásica

Una de las categorías más profundas en la música, es la clásica. Además, tiene la capacidad de potenciar la mente.

Participantes en un estudio de la Universidad de Pennsylvania aumentaron su estado de ánimo, concentración, productividad y satisfacción laboral al someterse a música barroca.

A ninguno de esos participantes se les diagnosticó efecto negativo alguno.

Por otro lado, encontramos el curioso efecto Mozart, el cual ha dado mucho de qué hablar.

En dicho caso, sometieron a varios estudiantes a escuchar la “Sonata para Piano en Re Mayor” durante 10 minutos, lo que resultó dar mejoras en el razonamiento visual y espacial.

Aquí te dejo la pieza en cuestión:

Sonido ambiental

Quizás lo más común que se nos viene a la cabeza a la hora de buscar música para concentrarnos, es la música o sonido ambiental.

Los sonidos abientales ayudan fuertemente a mantener el foco de trabajo de forma prolongada

En esta variante podemos encontrar multitud de estilos, pero todos comparten lo fundamental a la hora de buscar la concentración: no va a hacer que la euforia recorra tu cuerpo.

Por un lado están los ejemplos más conocidos:

  • Sonidos de lluvia
  • Ruido de olas en la playa
  • Cantos de pájaros en el bosque
  • Etc. 

Estos sonidos nos relajan y resultan agradable al cerebro. Ayudan fuertemente a mantener el foco de trabajo de forma prolongada.

Por otro lado, podemos encontrar la variante del chillout e incluso algunos estilos de la música electrónica, en su rama que busca la desconexión (y no la fiesta).

Aquí un ejemplo de chillout:

Tanto una como otra, están diseñadas para relajar la mente y permitir el paso de la concentración con mayor facilidad.

Ruidos

Es posible que hayas oído hablar de los diferentes tipos de ruidos. El más famoso, el ruido blanco. Y éste, da lugar a dos variantes: rosa y marrón.

Muchas personas afirman que este tipo de ruido constante ayuda a la concentración. Existen incluso máquinas y aplicaciones diseñadas para ello.

Podríamos decir que el cerebro humano es como una máquina que se sintoniza para concentrarse. La parte encargada de la memoria, aprendizaje y emociones es el sistema límbico.

Es justamente esa parte la que es más vulnerable ante cambios, tanto visuales como de ruido. Por ello, las notificaciones de escritorio o de sonido del teléfono son tan perjudiciales para la concentración, por ser una fuente enorme de distracciones digitales.

Aquí es donde entra en juego los beneficios del ruido de fondo. Además, cuenta con la ventaja de poder enmascarar otro tipo de ruidos que puedan alterar tu concentración.

Paso a hablarte sin muchos tecnicismos sobre cada uno de ellos.

Ruido blanco

El ruido blanco es el que seguramente has escuchado en televisores o radios cuando la señal no está sintonizada correctamente en un canal.

Se llama ruido blanco por ser una colección de frecuencias aleatorias mezcladas (como ocurre cuando se mezclan todos los colores y aparece una luz blanca).

Aquí un ejemplo para escuchar.

Ruido rosa

Por otro lado, está la variante del ruido rosa, algo más agradable. A diferencia del ruido blanco, este tiene en cuenta el oído humano.

Este ruido distribuye las frecuencias de forma más pareja y equilibra la lista de tonos en el ruido. Por ello, aparecen menos sonidos agudos y pasa a ser un ruido más profundo.

Aquí un ejemplo para escuchar.

Ruido marrón

El ruido marrón va un poco más allá. Está aún más acorde con el oído humano, eliminando una gran parte de las altas frecuencias.

Aquí un ejemplo para escuchar:

Aplicaciones webs y móviles para la concentración

Existen multitud de aplicaciones que ofrecen este tipo de sonidos para ayudarte con la concentración.

Voy a saltarme Spotify y Youtube, por ser los sitios más comunes y que se pueden encontrar listas creadas con facilidad.

Soundrown

Para mí, Soundrown es la más completa y la que más uso por su flexibilidad y simplicidad al mismo tiempo.

Esta aplicación cuenta, por un lado, con música a elección del portal Soundcloud; y por otro lado, diferentes sonidos.

Entre esos sonidos encontramos: el fuego, la lluvia, trenes, parques, cafeterías, playa, la noche, etc.

Todos se pueden combinar en la manera que desees, con un fondo de pantalla acorde al sonido escogido e incluso un temporizador con el tiempo que llevas.

Ambient-Mixer

Aquí encontramos una web muy completa con sonidos que ayudan a la concentración y muy personalizables.

En Ambient-Mixer puedes crear tu propia música con las diferentes herramientas que te facilitan o incluso escoger plantillas ya creadas por otros usuarios.

Simplynoise

Disponible tanto para Android como para Apple.

En Simplynoise puedes escoger entre los tres ruidos mencionados anteriormente (blanco, rosa o marrón), así como sonidos de la naturaleza.

Además, posee un contador para definir la duración del sonido.

Simplyrain

De los mismos creadores que la aplicación anterior.

En Simplyrain, además del sonido de la lluvia, podrás ajustar el nivel de lluvia, truenos, gotas leves o granizo si hace falta. Moldeable a todo tipo de personas.

Coffitivity

Muchas personas aseguran que trabajan mejor cuando se encuentran en cafeterías o lugares públicos.

Coffitivity va de eso. Puedes elegir entre diferentes escenarios para simular ese ambiente.
Para uso web.

Rainy Mood

En Rainy Mood encontraremos el sonido y los ruidos producidos por lluvia y truenos de forma aleatoria.

Como imagen aparecerá un escenario acorde al sonido que estás escuchando.

Está disponible tanto para la web, para Android y para Apple.

Rainy Cafe

Aplicación web muy sencilla.

Rainy Cafe te permite dos opciones: ruido de cafetería y ruido de lluvia, para combinarlos en la medida que tu desees.

Conclusiones

Si eres de las personas que te cuesta concentrarte, espero que este artículo te ayude a poner más foco en lo que haces.

La música puede ser una fiel amiga para que rindas más, para que rindas mejor.

Como has visto, más allá de los datos y estudios técnicos, puedes apoyarte en diferentes aplicaciones que te lo van a poner todo mucho más fácil.

¿Eres de los que necesita un completo silencio o te gusta más el barullo para trabajar?

¿Conoces alguna otra aplicación que no haya tenido en cuenta?

Cuéntame lo que desees en los comentarios, estaré encantado de responder todas tus dudas.

Christian Morillas

Autor del blog Productividad Al Máximo, donde ayudo a personas cuyo tiempo es un obstáculo para alcanzar sus objetivos con recursos sobre productividad personal, hábitos saludables y emprendimiento