7 consejos sobre la gestión del tiempo para mejorar tu energía

Si te enfocas en administrar tu energía, en lugar de administrar tu tiempo, verás que mejorarás, serás más rápido y obtendrás mejores resultados en cualquier área. Al administrar tu energía, te sentirás más fuerte desde adentro.

Si usas tu mejor energía, puedes hacer más en menos tiempo. Y además, puedes mejorar la calidad de tus resultados. Aquí te van algunas maneras de mejorar tu energía y de hacer mejor las cosas:

7 consejos sobre la gestión del tiempo para mejorar tu energía

Gestiona la energía, no el tiempo

Una de las lecciones más importantes es que es la energía, y no el tiempo, la clave para gestionar el tiempo. 

Así que en lugar de enfocarte en el tiempo que gastas en las cosas, concéntrate en la energía que gastas. Si tienes la impresión de que estás arrastrando cosas, entonces no es una energía óptima. Pero si sientes que las cosas fluyen bien, entonces estás usando tu mejor energía.

En lugar de enfocarte en el tiempo que gastas en las cosas, concéntrate en la energía que gastas

Cuando eliges administrar tu energía, encontrar formas de crear y mantener más energía, probablemente mejorarás la administración del tiempo como un subproducto.

 Alcanzarás tus objetivos más rápido y más fácilmente, pasarás más tiempo con las cosas que disfrutas y menos tiempo con las cosas que no te gustan, lo que te permitirá tener menos conflictos con tu tiempo.

Usa tu mejor energía para tu mejor trabajo 

Si puedes comenzar a usar tu mejor energía para las cosas que importan, mejorarás tus resultados de manera exponencial. Curiosamente, cuanto más hagas eso, más impulsarás tu éxito. 

Las cosas tomarán menos tiempo, tendrás más energía y podrás renovar y recargarlas más rápido. Es tu multiplicador de fuerza y, probablemente, tu mayor cambio cuando se trata de programas de capacitación de gestión del tiempo. 

Elimina las actividades innecesarias que te cansan

Si prestas atención a las tareas que haces todos los días, encontrarás que algunas de ellas te dan energía, y otras que te la quitan por completo. 

Incluso podrían succionarte, directamente, la fuerza de la vida. Si puedes comenzar a eliminar las actividades que te agotan, tendrás más energía para usar en el ROI de tus actividades más elevadas.

Si hay actividades que te agotan de las que no puedes deshacerte, busca una forma de limitar el tiempo que gastas en ellas. 

Además, si cambias la forma en que haces estas actividades, podrás ver que realmente las aprecias. Una manera fácil es buscar a otra persona que lo haga por ti, pues lo más probable es que la actividad que odias hacer, tal vez le guste a otra persona.

Pasa más tiempo con tus fortalezas

Siéntete fuerte durante toda la semana al dedicar más tiempo a tus puntos fuertes, y menos a tus debilidades. Piensa en las fortalezas, como si fueran pensamientos, sentimientos y comportamientos naturales. ¡Eso es lo que debería venir de ti sin mucho esfuerzo!

Si puedes encontrar otras formas de dedicar más tiempo a tus fortalezas, puedes tomar clases de capacitación gerencial. Y, lo que es mejor, mejorarás tus puntos fuertes más rápido que si dedicas más tiempo a tus debilidades.

Mejora tu energía para lograr más en la misma cantidad de tiempo

Hay muchas formas de mejorar tu energía. Una es encontrar una razón convincente para lo que estás haciendo. Si tienes un fuerte «porque», esto puede ser realmente motivador. También puedes mejorar tu energía dedicando más tiempo a tus puntos fuertes, y menos a tus debilidades.

Asimismo puedes mejorar tu energía cambiando la forma en que haces ciertas cosas. Por ejemplo, podrías intentar hacer, de algo, un juego. Si puedes agregar el factor diversión a tu día, entonces puedes mejorar tu energía con la cual puedes hacer más cosas en menos tiempo.

Usa ráfagas de energía para obtener mejores resultados

Todos tenemos momentos en el día en que estamos en nuestro mejor momento. Así que si prestas atención a tus niveles de energía a lo largo del día, puedes darte cuenta de que tus mejores horas son por la mañana. O bien, puedes descubrir que tus mejores horas son por la tarde.

Toma descansos del trabajo duro

Suena simple, y lo es, pero la clave es hacerlo de verdad. Una forma de hacerlo es usar un temporizador. Si sabes que te mantendrás enfocado en una tarea compleja durante un tiempo considerable, utiliza el tiempo para dividirla. 

Puedes ver que trabajas mejor  por bloques específicos de 20 minutos, o darte cuenta de que para algunas tareas, quizás los bloques concentrados de 40 minutos funcionan mejor.

¿Estás listo para aprender a dosificar tu energía y obtener mejores resultados?

Andrés Gananci

Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.