¿Cómo aprovechar al máximo tu tiempo?

Hoy en día uno de los bienes más valiosos es, sin lugar a ninguna duda, el tiempo. Tenemos tantas obligaciones entre compromisos laborales y personales, que el tiempo se ha convertido en oro.

Todo el mundo quiere saber organizarse y administrarse su tiempo, aprovecharlo al máximo y así sacarle mayor partido. Y en estos años donde el estrés, las prisas y mil cosas por hacer han crecido tanto, el tiempo es más valioso aún.

¿Cómo aprovechar al máximo tu tiempo?

Para que puedan ser más productivos en su vida en general, queremos darles unas pautas muy útiles para que sepan planearse mejor y puedan distribuir su tiempo de una manera valiosa y eficiente:

  • Cuida todos los aspectos de tu vida
    Este consejo es muy importante ya que no debes dejar abandonado ningún aspecto de tu vida. Debes centrarte en dedicar tiempo a tu vida laboral y personal. Ambas son importantes. No sacrifiques una por otra.
  • Optimiza tu tiempo, no lo gastes
    A lo largo de los años haces actividades y acciones que, a la larga, pueden no ser útiles. Por ejemplo a veces empiezas una actividad y la dejas de hacer al cabo de unos años.
    Siempre piensa cuando empieces una actividad o realices una acción, si te ves haciéndola el resto de tu vida. Si no es así y al final perderás interés, analiza si vale la pena.
  • Anota tus metas
    Intenta marcarte metas a futuro y así poder enfocar tu tiempo a conseguirlo. Así podrás descubrir en que cosas centrarte y evitar dedicarle tiempo a lo que te aleja de tus metas.
  • Evita las “falsas verdades” sobre gestión de tiempo
    En el buen uso del tiempo no deberían existir varias palabras que utilizamos a menudo. Como por ejemplo la comodidad. Gestionar tu tiempo y comodidad no está relacionado.
    Tampoco la palabra mañana, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Si tienes algo previsto para hoy, hazlo. O las reuniones. No todos los días hay que hacer reuniones, es mejor una cada cierto tiempo y no de mucha duración.
  • Evita los ladrones de tiempo
    Intenta hacer todo lo posible para ‘apartarte’ de las cosas que te quitan tiempo. Algunos ejemplos pueden ser interrupciones en el trabajo, escasa delegación de tareas o postergarlas, no organizar tu agenda, vivir en la urgencia, etc.
  • Asume que tu tiempo es valioso
    Si asumes tú mismo y te crees que tu tiempo es valioso, empezarás a valorarlo. Si ves o piensa que algo va a ser una pérdida de tiempo, no lo hagas.
  • Debes ser proactivo
    En vez de ir solucionando problemas que van surgiendo (correctivo), intenta adelantarte a estos antes que surjan (preventivo). Así podrás evitar estas urgencias que te quitarán mucho más tiempo.
  • Mejora las actividades poco valiosas
    Si realizas actividades que a la larga no te aportarán nada pero a ti te encantan, intenta mejorarlas.
    Un ejemplo claro puede ser jugar a videojuegos, es una cosa que no te aporta nada, solo placer si te gusta. Pero si en vez de jugar a juegos ‘simples’, juegas a juegos de estrategias (que te harán pensar) y lo compartes con tus amigos, será más productivo para tu vida.
  • Aprende a decir “no”
    Si le das buen uso a esta palabra, ahorrarás mucho tiempo en cosas que no te aportan nada o que no son tan productivas. Esto equivale tanto a tu vida laboral como a tu vida personal. Decir no de vez en cuando será muy positivo. Y no tienes que explicar el por qué.
  • Evita el estrés
    Trabajar estresado es un claro enemigo o es antónimo de aprovechar tu tiempo. Normalmente cuando estás estresado rindes menos y cometes más errores. Puedes trabajar con intensidad de forma calmada.
  • Crea tu vida ideal
    Si vas haciendo todos estos puntos anteriores, desechando las cosas que no te aportan nada, priorizando por las otras que si te aportan, aprendiendo a decir no, organizándote y teniendo tus metas, tendrás el prototipo de vida ideal que necesitas para organizar tu tiempo como es debido.

Con estos pasos estamos seguros de que tu organización y planificación del tiempo mejorará notablemente. Habrá cosas que no podrás hacer de primeras, pero con la costumbre y con seguridad, seguro que pronto cumplirás todas.

Imagen Estrés cortesía de Shutterstock

Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.