Actividades para tener una pausa productiva

En los años he cambiado la forma de organizar mis tareas y de gestionar mi energía.

Cuando todavía trabajaba en una empresa con horario fijo, simplemente continuaba cada día hasta que llegaba la hora de ir a casa. Habitualmente, las últimas dos horas de la jornada ya tenía mi cabeza suturada y no era muy productivo.

Cuando empezó a trabajar por cuenta propia, quería aprovechar mejor la energía disponible y tenía mi lista de tareas dividida en una lista con tareas más complejas para cuando estaba bien de energía y una lista ‘zombi’ con tareas que también podría hacer al final de un día intenso de trabajo. Trabajaba las mismas jornadas de ocho horas, pero gracias a mis listas aprovechaba mejor mi energía.

 Actividades para tener una pausa productiva

Un día estaba reflexionando sobre esta forma de gestionar mi energía y me daba cuenta de que es la forma más eficiente de quemar la energía disponible. Es la mejor manera de gastar realmente toda la capacidad mental que tengo cada día, pero ¿es el mejor sistema de organizarme?

¿Y si, en lugar de quemar la energía lo más rápido posible, busco maneras de tener más energía mental durante el día?

Al fin y al cabo, no tengo horario fijo1 y puede experimentar con diferentes maneras de gastar mi energía.

He encontrado que lo mejor es llenar mis horas de máxima energía con tareas de diferentes dificultades, siguiendo la prioridad de las tareas. Luego, cuando noto que mis niveles de energía y concentración han bajado, simplemente dejo de trabajar y tomo una pausa activa para recuperar mi energía.

De esta forma tengo más horas con mucha energía y soy capaz de conseguir más y mejores resultados.

La clave de esta forma de gestionar la energía mental está en las pausas, que, como he indicado, deben ser activas. No estaba acostumbrado a tomar muchas pausas, salvo un café y twitter a media mañana y una pausa más larga para comer, hablar con mi mujer y ver vídeos en Youtube.

La clave de gestionar la energía mental está en las pausas

Resulta que no eran suficientes pausas ni actividades que me ayudaban, salvo comer algo y hablar con mi mujer. Las mejoras actividades para tus pausas son actividades que te desconectan del trabajo y que no necesitan ninguna pantalla.

Cuando vuelves de una pausa activa, notas más capacidad de ser creativo, de innovar y de enfocar. Además disminuye la tendencia de auto-interrumpirte.

Te comparto algunas ejemplos de actividades que puedes usar en tus pausas para recuperarte.

Actividades para pausas de 5 minutos.

En la actualidad procuro tener cada 45 minutos una minipausa de cinco minutos. El objetivo principal de estas pausas es mover mi cuerpo. Habitualmente salgo un momento de mi despacho para hacer una serie de estiramientos. Si me nota más cansado, cambio los estiramientos por actividades más intensas como flexiones o saltos.

Otros días cojo las tres pilotas que siempre tengo en la estantería para practicar hacer malabarismo.

Una pausa de cinco minutos también es idóneo para comer algo ligero. Habitualmente uso algunas pausas para comer algo de fruta o frutos secos — cosas que liberan lentamente sus calorías en el cuerpo. A veces, cuando necesito un pico rápido de energía, como algo dulce y me tomo un café.

Finalmente, no siempre es necesario hacer actividad física. A veces, lo mejor que puedes hacer es simplemente no hacer nada. Puede ser que voy al balcón para observar la vida en la calle2 o hago una breve sesión de meditación.

Actividades para pausas de 15–30 minutos

A veces tomo una pausa un poco más largo. Quince minutos son suficientes para hacer pequeñas tareas domésticas, como limpiar la cocina o salir de casa para comprar algunos productos en las tiendas de mi calle.

Siempre cuando tengo más que cinco minutos, intento salir fuera y además usar estas pausas para socializarme con otras personas.

A veces llamo a un amigo — siempre de pie — o busco otras maneras de estar en contacto con otras personas.3

Actividades para pausas de 60 minutos

Aquí estamos hablando de la pausa de mediodía, el mejor momento de desconectar de tu trabajo. Antes siempre escuchaba un podcast mientras preparaba la comida, pero he descubierto que desconecto mejor y disfruto más cuando dedico toda mi atención a la preparación de los platos.

Habitualmente utilizo la pausa de mediodía para estar con mi pareja, pero el tamaño de esta pausa facilita también otros tipos de actividades. Es el momento idóneo para leer un libro en el parque, para actualizar tu diario, para salir a caminar, para quedar con otras personas — ¡pero no para hablar del trabajo! — o para escuchar música.

Lista de actividades

Hay muchas más cosas que puedes hacer en tus pausas para recuperar la energía. Te dejo una lista con algunas ideas más:

  • Escucha a tu música favorita.

  • Desafía a un compañero a una carrera de sillas de oficina.

  • Come un tentempié saludable, como arándanos, grosellas negras o nueces.

  • Mira una charla TED para inspirarte.

  • Revisa el material de referencia en las carpetas en tu cajón.

  • Cambia el fondo de pantalla a un foto inspirador.

  • Haz tus llamadas mientras caminas por la oficina o fuera.

  • Revisa tu lista de artículos pendientes de leer en Pocket o Instapaper.

  • Lea algunas páginas de un libro de ficción.

  • Escribe en tu diario.

  • Repasa una lección en Duolingo para aprender un idioma.

  • Actualiza tus contraseñas.

  • Busca un lugar tranquilo para no hacer nada durante un tiempo. Deja que tu mente vagabundea.

  • Busca un compañero quien también necesita una pausa para caminar juntos o tomar un café.

  • Llama a alguien de tu familia, simplemente para saludarle.

  • Enviar una nota de agradecimiento escrito a mano a alguien que te ha ayudado recientemente.

  • Date de baja de algunos newsletter que recibes en tu email. ¿Realmente necesitas más consejos de efectividad personal del Canasto?

  • Entrena tu capacidad mental con Lumosity.

  • Duerme una siesta rápida de 15–20 minutos.

  • Camina una vuelta alrededor del edificio.

  • Sube y baja dos pisos por la escala.

  • Pregunta a tus compañeros si les puedes echar una mano.

  • Haz un vacío mental.

  • Hacer estiramientos.

  • Organiza tu móvil: clasifica fotos, elimina aplicaciones que ya no usas, reordena las aplicaciones en la pantalla inicial…

  • Haz una tormenta de ideas en papel para un proyecto en que estás trabajando.

¿Qué actividades para recuperar la energía haces en tus pausas? Compártalo en los comentarios.

  1. Con al excepción de los días en que imparto un taller de efectividad personal. ↩︎
  2. Algo que sólo funciona si hay suficiente espacio verde en tu calle. ↩︎
  3. Las redes sociales digitales no cuentan como ‘estar en contacto con otros seres humanos’. ↩︎

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.