El síndrome de la plena actividad personal

Hay muchas empresas que viven presas del síndrome de plena actividad. Entienden que lo peor que les puede ocurrir es que no saturen sus medios al cien por cien. Producción, producción, producción. Esa actividad que todo lo puede. No producir es holgazanear, no producir es perder un tiempo valiosísimo. Si no produces, no conseguiremos resultados. Eficiencia es producción.

Cuando leas este artículo de Julen Iturbe, cambia la palabra empresa por persona y obtendrás un buen consejo para dejar de estar activo y empezar a ser productivo de verdad.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.