No me mandes un email

El texto de hoy parece estar escrito después de un momento de frustración, pero contiene unos buenos consejos para el uso (o no-uso) del correo electrónico.

Un mensaje instantáneo cubre la mayoría de las interacciones banales de forma más eficiente, un invitación a un evento por Facebook es mejor para organizar un asado y una llamada telefónica ayuda a resolver un conflicto que cualquier tipo de comunicación digital empeora. Recordá que la ausencia de lenguaje corporal e inclinaciones verbales hace que falte el 90% de la información que usualmente procesamos. Los emoticones no sirven para nada!

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.