GTD: ¿implementación rápida o paso por paso?

Me ha gustado este artículo sobre “8 Consejos para Implementar GTD”. Además de los buenos consejos, noté que, igual que yo, Francisco Sáez no siempre está de acuerdo con David Allen, por ejemplo cuando habla de la necesidad de empezar con una lista completa desde el primer día:

Puedes hacer una captura inicial de todo lo que te venga a la mente durante, digamos, un par horas, y después ir recopilando cosas de manera incremental, según te lleguen.

Cambiar los hábitos no es nada fácil, y GTD consiste de muchos hábitos. En la práctica es imposible hacerlo todo bien desde el principio. Yo creo más en una implementación iterativa, dónde poco a poco iras mejorando el sistema de productividad y tus hábitos productivos.

Después de unas semanas en las que ya dominas el flujo de control y has alcanzado cierta estabilidad, es el momento de ir un paso más allá.

Aquí veo que Francisco va muy deprisa. Yo he necesitado casi dos años para llegar al punto de poder desarrollar mis objetivos a corto plazo y mi visión a largo plazo. Hacerlo después de unas semanas es muy rápido, mis clientes de consultoría habitualmente necesitan al menos unos meses para sentirse bien con su nuevo flujo de trabajo.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.