Procrastinación: “No dejes para mañana…”

La palabra procrastinación proviene de la raíz latina pro (hacia) y crastinus (mañana, futuro) es decir, hacia el mañana, o lo que es lo mismo, dejarlo para mañana. Así procrastinar, no es ni bueno ni malo.

Un aspecto que leo poco en los blogs y que yo mismo tampoco he dado mucho énfasis: postergar acciones no siempre es una cosa mala. A veces simplemente tenemos que dejar las cosas durante un tiempo para madurar. Esto es la base de mi Jardín de Ideas: una colección de 50–80 ideas para posts en El Canasto, que poco a poco crecen hasta que son suficientemente buenos para publicar.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.