Productividad y relajación

Me ha llamado la atención esta frase en un artículo del blog de FacileThings:

Hay gente que me comenta que GTD es demasiado complicado. No lo es. Es complicado establecer los hábitos necesarios para que funcione, pero el método en sí es muy sencillo. Es lo más sencillo que puede ser. Podría serlo más, pero entonces no sería efectivo y perdería su valor. Es bastante común fracasar un par de veces antes de conseguir implementar GTD con éxito.

El artículo explica que GTD es un sistema que al final debe desaparecer de tu consciencia. Una vez que has creado los hábitos necesarios, ya no piensas en cómo organizarte; simplemente estás haciendo.

Pero llegar allí no es nada fácil. Estoy de acuerdo que los conceptos de GTD son bastante sencillos, pero no son pocos. Además tendrás que aplicarlas todos a la vez, tendrás que cambiar varios hábitos a la vez. Y todos sabemos que cambiar hábitos no es nada fácil…

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.