La importancia de las tareas poco importantes

El riesgo que corremos si nos enfocamos demasiado en lo importante, es que podemos dejar sin hacer lo menos importante. Aunque en principio esto no parece muy grave, procrastinar lo poco importante de manera sistemática puede convertirse en un punto de desequilibrio en nuestra vida, o incluso meternos en verdaderos problemas.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.