Trabajas para vivir o vives para trabajar

Ser adicto al trabajo no es lo mismo que trabajar duro, existen componentes fundamentales, hábitos de conducta que nos hacen perder el control y depender de nuestras actividades; algunos consideran esta adicción positiva porque se transforma en resultados para la empresa y se incrementa la satisfacción profesional, sin embargo esta adicción puede eventualmente afectar tu salud y hasta tu interacción con las personas que te rodean, revisemos algunas características y dinámicas que ayudan a no caer en la adicción.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.