El delicado equilibrio del trabajo

Si lo pensamos detenidamente, sólo hay 3 cosas que podemos estar haciendo en un momento dado: realizando trabajo predefinido -por ejemplo, escribiendo un reporte-, definiendo dicho trabajo -desglosar las actividades de un proyecto-, o realizando tareas a medida que estas surgen -buscando un papel que nos acaba de pedir un compañero que espera en nuestro escritorio. Por mucho que le demos vueltas, no hay más.

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.