Necesitas GTD si…

  • Nunca acabas cosas porque siempre estás intentando hacer todo al mismo momento.
  • No duermes bien porque estás preocupado por alguna cosa que aún no has hecho.
  • Prometes demasiadas cosas y haces pocas.
  • Aunque trabajas muchas hora no consigues nada significante.
  • Tu memoria ya no es lo que era.
  • No duermes bien porque podría ser que has olvidado algo.
  • La gente siente que debe recordarte constantemente tus promesas.
  • Tu creatividad natural se queda bloqueada por falta de tiempo.
  • Tus hijos te preguntan quien eres si algún día logras salir de la oficina a la hora.
  • Estás trabajando gran parte de tu tiempo en cosas urgentes y no lo suficiente en cosas importantes.
  • Estás usando la bandeja de entrada del e-mail como lista de tareas.

Vía Paul Gardner

Imagen Laberinto cortesía de Svilen Milev

Jeroen Sangers

Mentor artesano especializado en la Efectividad 2.0 para personas y equipos de trabajo.