Cómo calcular el valor de tu tiempo en 6 sencillos pasos

No es posible gestionar tu tiempo, supongo que eso ya lo sabes. El único que puedes gestionar es tu atención.1

No obstante, gran parte de las decisiones que tomamos consisten en cambiar tiempo por dinero o cambiar dinero por tiempo.

Imagínate que tienes que desplazarte a una reunión con un cliente y que tienes dos posibilidades: utilizar el transporte público o tomar un taxi y ahorrar media hora. ¿Cuanto pagarías para poder salir treinta minutos más tarde o para llegar media hora antes?

O quizás quieres instalar un sistema de aire acondicionado en casa y estás comparando dos máquinas. ¿Cuanto tiempo debes dedicar analizando las ofertas? ¿En qué momento el valor del tiempo que estás invirtiendo en tomar la decisión supera a la diferencia de precio entre las diferentes alternativas?

¿Vale la pena pagar a alguien 20 € para cortar el césped del jardín y así recuperar una hora de tu fin de semana?

Mientras no conoces el valor de tu tiempo, no puedes tomar este tipo de decisiones con criterios objetivos. Haces lo que te parece bien, pero seguramente te equivocas muchas veces.2

Calcula el valor de tu tiempo en 6 sencillos pasos

Es una reflexión que me hizo hace sólo algunos años.

Desde conozco el valor de mi tiempo, mi vida y mi trabajo han cambiado bastante. Poner un precio a mi tiempo me hace consciente sobre el (mal) uso que hago de este recurso limitado.

El cambio más grande es que he empezado a delegar y subcontratar más cosas. Yo siempre he sido bastante DIY: si sé cómo hacerlo, ¿porque pedirlo a otra persona?

El Canasto ha dejado de ser un one-man-show y ahora hay todo un equipo de personas que están haciendo cosas por mi. No sólo trabajo con una gestoría3, sino también tengo un diseñador gráfico, alguien que mantiene la página web4, un asistente virtual para gestionar mis viajes, alquilar las salas de formación y una gran cantidad de cosas más, un asesor de multimedia que me ayuda con la producción de vídeos y algunos personas más para trabajos varios.

Gracias a todos ellos, yo me puedo dedicar a las cosas en que realmente puedo aportar valor: desarrollar cursos, textos y vídeos sobre la productividad personal.

También en mi vida personal he empezado a delegar algunas tareas, simplemente porque valoro mi tiempo libre tanto que no quiero malgastarlo.

Tiempo vs. dinero

Inconscientemente ya sabes cuanto vale tu tiempo.

Por ejemplo, si alguien te ofrece un trabajo por un sueldo de 10 € al mes, sabes sin pensarlo que no aceptarías el trabajo. Por otro lado, si te pagan 10.000 € por una hora de trabajo, lo aceptarías inmediatamente.

En estos casos extremos es fácil de saber si algo vale tu tiempo. Pero cuando estás justo al medio entre estos dos casos, no queda tan claro si una tarea vale tu tiempo o no. El problema es que gran parte de la vida está justo en esta zona gris de la linea de tiempo y dinero.

¿Cómo conocer el valor de tiempo?

Además, el valor del tiempo es que no es algo constante. A veces valoramos el tiempo mucho y otras veces muy poco.

Lo que he hecho yo, y lo que recomiendo que tu también haces, es utilizar varios métodos para calcular el valor de tu tiempo y luego calcular el promedio.

Te presento 6 métodos para calcular el valor de tu tiempo5:

Método 1: Ingresos realizados por hora

En este método, simplemente divides tus ingresos por mes y lo divides por las horas que has invertido.

He dicho «simplemente», pero en la realidad no es tan fácil. Vamos a ver:

Si trabajas por cuenta ajena, seguramente ya conoces tus ingresos mensuales. El único que hay que analizar es si tienes algún ingreso extra, como el pago del fin del año, o si hay gastos relacionados a tu trabajo: desplazamiento, trajes, etc.

En cuanto a las horas, no sólo hay que calcular las horas en la oficina, sino también las horas extras que haces, las horas de desplazamiento de casa al trabajo y hay que eliminar las horas de vacaciones.

Si trabajas por tu cuenta, el cálculo es un poco más complicado. Como seguramente no tienes un horario fijo, primero debes medir el número de horas que realmente trabajas haciendo una auditoría de tiempo.

Luego hay que sacar tus ingresos de la contabilidad de tu negocio. Lo mejor es utilizar el promedio de todo un año para eliminar fluctuaciones temporales.

¿Cuantos son tus ingresos por hora? Seguramente no tan alto como esperabas, ¿verdad?

Método 2: un trabajo alternativo

Ahora que sabes el precio por hora que ganas en tu trabajo actual, vamos a hacer un experimento mental:

Supongamos que pierdes tu trabajo principal actual, y inmediatamente encuentras una oportunidad de tener un empleo muy similar a lo que haces ahora, haciendo un trabajo que te gusta tanto como tu trabajo actual, y en el que trabajaras el mismo número de horas por semana. También supongamos que estás seguro de encontrar otro trabajo estable incluso si dejas pasar a esta oportunidad.

¿Cuál es el salario mínimo por hora que estarías dispuesto a aceptar para este trabajo, en las condiciones descritas anteriormente?

Método 3: el precio para 1 hora de trabajo extra

Supongamos que alguien te ofrece un trabajo a tiempo parcial que haces durante sólo una hora a la semana, además de tu trabajo actual. Supongamos que se trata de un trabajo neutro que no te gusta ni disgusta, y que no entre en conflicto con tu trabajo principal de ninguna manera — tus horarios no se superponen y tus empleadores en tu trabajo principal no les importa si tomas el trabajo extra. Tampoco aprenderás nada nuevo por hacer este trabajo.

¿Cuánto dinero por hora tendrían que ofrecerte para tomar este trabajo?

Método 4: una maquina para ahorrar tiempo

Supongamos que tienes una tarea neutra (es decir, ni agradable ni desagradable) de 4 horas de trabajo personal que debes hacer en los fines de semana. También tienes la oportunidad de pagar por el uso de una máquina que permitirás completar la tarea en tan sólo 2 minutos, en lugar de 4 horas.

¿Cuál es la cantidad máxima de dinero que estarías dispuesto a pagar para utilizar esta máquina?

Método 5: obtener un cheque de regalo

Supongamos que encuentras una oportunidad de obtener un cheque de regalo de € 100 en una tienda dónde compras frecuentemente, pero la promoción requiere que esperas en la cola en la tienda para recibir tu cheque. Supongamos también que cuentas con alguna forma de entretenerte mientras esperas, por lo que el tiempo que pasas esperando no será ni especialmente agradable ni desagradable.

¿Cuántos minutos estarías dispuesto a esperar por el cheque de regalo?

Método 6: trabajar 10% extra

Supongamos que te ofrecen una promoción dentro de su empresa. Si aceptas tu nueva función, implicaría hacer un trabajo que te gusta tanto como tu trabajo actual, pero deberías trabajar un 10% más horas por semana que en tu función actual.

¿Cuál es la cantidad mínima que te deben pagar por semana para que aceptas esta promoción?

Calcula el valor de tu tiempo

Te he preparado una hoja de cálculo que utiliza los seis métodos descritos en este artículo.

Disclaimer

Obviamente, no todo es dinero en la vida.

Un riesgo al calcular el valor de tu tiempo es que acabes convenciéndote de ampliar las horas de trabajo para así incrementar el valor total de tu tiempo. Un artículo en el Wall Street Journal dice lo siguiente:

Some researchers say assigning an economic value to time risks harming people’s quality of life. Those who are encouraged to focus solely on the dollar value of time tend to feel impatient and pressured work more and spend less time in rewarding activities such as volunteering or enjoying music.
— Jeffrey Pfeffer, professor of organizational behavior at the Stanford Graduate School of Business.

Si quieres puedes incluir factores como el incremento en la felicidad y significado causado por cada tarea, aunque es más complicado — y subjetivo — que el valor económico.

Finalmente, el valor de tu tiempo puede variar dependiendo de cómo te sientas sobre las diferentes maneras de gastarlo.

Y a veces tu tiempo no tiene precio…

Imágenes Tiempo es dinero y Dinero cortesía de Shutterstock


  1. Desafortunadamente, no podemos medir la atención y por eso utilizamos habitualmente el tiempo como representante de la atención. ↩︎

  2. Estoy hablando del valor real de tu tiempo y no del precio que pagan tus clientes para una hora de tu tiempo. Algunos consultores y freelance me han comentado Sé exactamente cuanto vale mi tiempo, mi honorario es X €/hora. Si no cobras tu honorario todas las horas del día, entonces el valor de tu tiempo no es igual a tu honorario. ↩︎

  3. Ninguna empresa o autónomo debe trabajar sin contar con un buen gestor. ↩︎

  4. El Canasto nací como hobby porque me gusta crear blogs. Ahora que es un negocio, tocar el blog no es un buen uso de mi tiempo. Hace un año tenía mi propio servidor con una plantilla hecha a medida por mi y mil historias más. Ahora ni siquiera tengo acceso al servidor, sólo puedo trabajar dentro del CMS. ↩︎

  5. Algunos de los métodos de cálculo he tomado de Clearer Thinking. ↩︎

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.