No se trata de tener control

Me ha encantado este post de José Miguel Bolívar quien, con mucha claridad, explica que no tiene sentido intentar controlar los que no se puede controlar: el futuro.

Si sigues creyendo que esto va de planificar, organizar y priorizar, es que no te estás enterando de nada. Lo verdaderamente importante es desarrollar y mejorar tu adaptabilidad, porque es mucho más efectivo adaptarse a los cambios que resistirse a ellos. En realidad, nuestro cerebro trabaja así, incorporando constantemente nueva información, reevaluándola y adaptando nuestro comportamiento de forma acorde con la nueva situación. Mejor que empeñarte en organizar y priorizar, aprende cómo recuperar el control y la perspectiva.

Cuando tienes control, sabes qué compromisos has adquirido y qué significa para ti cada uno de ellos. Por su parte, la perspectiva te ayuda a tener claro por dónde empezar, qué va antes y qué va después. Por eso, solo con control y perspectiva puedes dejar cosas sin hacer sintiéndote bien con ello, sabiendo que lo que estás haciendo es precisamente lo que tienes que estar haciendo.

En este sentido, creo que deberíamos dejar de hablar de ‘tener control’. El objetivo de tu sistema productivo no es tener control, sino tener la mejor información a mano para poder tomar decisiones optimas.

Se trata, entonces, de tener lo que en inglés se llama Readiness. ¿Cómo lo traducimos al castellano: disposición, preparación…?

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.