La gran lista de pequeñas cosas que te cambiarán tu vida

A veces, las pequeños cosas pueden marcar una diferencia enorme. La mayoría de los grandes cambios en la vida son el resultado de pequeñas cambios repetidos en el tiempo y no de eventos grandes.

Este efecto puedes ver, por ejemplo, cuando ahorras dinero. Si cada año llevas 1.000 € al banco y te dan un 4% de interés, verás que tu dinero crece de forma exponencial debido al efecto del interés compuesto.

El efecto del Interés Compuesto

El efecto del Interés Compuesto

He observado el mismo efecto de interés compuesto también en otros aspectos de la vida y de mi trabajo.

Cada día intento cambiar una pequeña cosa que, a la primera vista, parece insignificante. Por ejemplo, esta mañana he programado un recordatorio diario para ayudarme a desarrollar el hábito de meditar. Es una acción muy pequeña que no me cambiará mucha la vida. Pero si cada día hago una pequeña acción de este tipo estoy generando un efecto exponencial.

Si cada mes consigues mejorar la calidad de tu vida sólo un 1%, verás que en un año has podido mejorar tu vida un poco más que 12%, pero, debida al interés compuesto al segundo año ya estás al 27% por encima del nivel inicial, el tercer año un 44% y ¡el décimo año 230%!

Con sólo un pequeño cambio pequeño cada semana, podrás conseguir una mejora exponencial

¿Qué puedes cambiar hoy?

Mejorar tu vida un poquito no es nada difícil. Te daré algunas pistas de cosas que puedes intentar para mejorar tu forma de trabajar.

Toma pausas

Las pausas son una herramienta importante para tu productividad. No sólo para mover tu cuerpo, sino también para recargar las pilas de tu cerebro.

Encuentra tu hora de óptima energía

¿En qué momento del día haces tu mejor trabajo? Para algunas personas, su hora de óptima energía es al principio del día, en mi caso es a media mañana y conozco personas que funcionan mejor por la tarde.

Es el momento en que tienes más energía y capacidad de concentrarte y en que puedes abordar tareas más complejas. Es recomendable reservar este momento para tareas exigentes y no perder tu energía en reuniones inútiles o haciendo tareas basura.

Reserva cada semana al menos 1–2 horas para reflexionar

¿Cuándo tienes tiempo para pensar de verdad? La mayoría de los profesionales no tienen tiempo para reflexionar, porque tienen sus agendas llenas y cuando por la noche finalmente pueden relajarse están tan cansados que ya no tienen capacidad ni ganas de pensar.

Cuanto más responsabilidades tienes, más importante es reservar tiempo para reflexionar. Y no estoy hablando de la Revisión Semanal de GTD, porque lo considero más un momento para organizarte y hacer limpieza que de reflexión profunda.1

Haz ejercicio físico

Incluso cuando crees que no tienes tiempo.

Deja de hacer multitarea

Tu cerebro2 no es capaz de hacer dos cosas a la vez. La multitarea no existe. Cuando intentas hacerlo, verás que necesitas más tiempo para completar dos tareas simultáneas que al hacer las tareas una por una.3

Divide tus tareas grandes en acciones pequeñas

No sólo tendrás una tarea más concreta y accionable, pero también hace que el total parece más pequeño y lo hace más fácil de empezar.

Empieza con la tarea más desagradable

Si haces tu peor tarea al principio de la mañana, el resto del día solo puede mejorar. Es un consejo que forma la base del libro ¡Trágate ese sapo! de Brian Tracy.

Bloquea sitios web que te distraen

Si tienes la tentación de perder mucho tiempo en internet, puedes instalar una aplicación como StayFocusd para — temporalmente — bloquear estas páginas.

Trabaja en bloques de tiempo

Antes de empezar una tarea siempre pongo un temporizador para evitar que pierdo demasiado tiempo en esta tarea y para obligarme a reflexionar si debo tomar una pausa. Mis bloques de tiempo varian según mi nivel de energía (45–90 minutos por la mañana y 20–40 minutos por la tarde).

Come alimentos que mejoran tu capacidad cognitiva

Algunos alimentos, como arándanos, nueces y semillas, verduras de hojas verdes, aguacates, pescado y chocolate negro te pueden ayudar a concentrarte mejor. Otros alimentos, como el azúcar, tienen un efecto negativo y es mejor no tomarlos.

Vigila tus horas laborales

Trabajando 50 horas a la semana no produces más que las personas que trabajan menos horas.

Dictar

En lugar de utilizar el teclado para escribir, ¿por que no hablas con tu ordenador? Es cuatro veces más rápido y la manera en que escribo 75% de mis textos.

Cuida el olor de tu despacho

Algunos olores pueden influir tu estado de ánimo y tu mentalidad. Los olores cítricos te ponen en un estado de alerta y revitalizan tus sentidos, el romero te puede servir para disminuir el agotamiento físico de la mañana, la canela mejora el enfoque y la concentración y la menta aumenta la energía y la claridad de pensamiento.

Aprende los atajos de teclado de tus aplicaciones

Porque el teclado es más rápido que el ratón.

Mantén la temperatura de tu despacho a 21–22℃).

Cada grado por encima o por debajo de esta temperatura disminuye tu productividad con un 10%.

Bebe el café en momentos estratégicos

Cuando te despiertas, tu cuerpo empieza a generar la hormona cortisol, que ayuda a todos tus sistemas a arrancar. La cafeína bloquea el cortisol. Si tomas un café en los primeros treinta minutos después de levantarte, tardarás más tiempo en despertarte completamente.

Es mejor tomar el café en los momentos de baja nivel natural de cortisol, a la mitad de la mañana o al principio de la tarde.

Automatiza tus tareas repetitivas

Mi regla básica es: los humanos deben crear cosas nuevas y los robots hacen el trabajo repetitivo. Aprende cómo utilizar herramientas como Automator, Hazel, IFTTT, Zapier y Phraseexpress.

Utiliza el tiempo de espera para hacer tareas pequeñas

¿Tienes una lista con tus tareas de menos de cinco minutos? Hay muchas tareas que se puede hacer en estos pequeños rincones del día.

Instala RescueTime

Es una aplicación que registra las tareas que haces en tu ordenador. Una vez al mes consulto los informes para identificar qué puedo mejorar.

Trabaja por lotes

Agrupa acciones similares en tu lista de tareas. Yo tengo una lista con todas mis llamadas y una vez al día entro en modo llamar para hacer todas estas tareas.

Mejora tu velocidad de mecanografía

Si cada día pasas cuatro horas escribiendo textos en el ordenador, vale la pena aprender a teclear con diez dedos. Puedes conseguir un incremente de 40 a 60 palabras por minuto y ¡ahorrar una hora y veinte minutos al día!4

Mejora tu velocidad de lectura

También es posible leer más rápido y así ahorrar mucho tiempo.

Levántate de tu mesa

El cuerpo humano no está hecho para estar sentado todo el día; está hecho para cazar mamuts. Asegúrete de levantarte cada hora, intenta hacer una parte de tu trabajo de pie y si es posible incluso caminando.5

Pon una planta en tu mesa

Un poco de natura te hace sentir seguro e incrementa la productividad y la calidad del aire.

Cierra el email

No es necesario mantener la aplicación del correo electrónico abierto durante todo el día. Procesa los mensajes nuevos unas veces al día y dedica el resto del tiempo a hacer tu trabajo.

¿Con qué pequeño cambio empiezas?

Estos son sólo algunos ejemplos de pequeños cambios que puedes implementar para mejorar un poquito. ¿Qué pequeños cambios has implementado tu? Explícalo en los comentarios abajo.

Imágenes Brote y Bokeh cortesía de Shutterstock

  1. Seamos sinceros, la mayoría de los practicantes de Getting Things Done nunca hace el último paso que propone David Allen, lo de ser creativo y valiente, de reflexionar con profundidad…
  2. Al menos la parte responsable para el pensamiento consciente.
  3. Una prueba rápida que puedes hacer en este instante: Intenta hacer estas dos tareas sencillas al mismo tiempo:
    • Dibuja una bicicleta
    • Suma: 97 + 66
  4. O seis horas y cuarenta minutos a la semana, tres días y dos horas al mes o 35 días laborales al año.
  5. Casi siempre camino por mi despacho cuando estoy en una llamada telefónica.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.