El email no es el problema

O mejor dicho, la herramienta nunca es el problema. El email sólo es un medio de comunicación y en este aspecto estoy de acuerdo con David Sánchez:

A la hora de hablar de tu efectividad personal, el problema real no está ni en el email como herramienta ni en el número de emails que recibes sino en cómo te comportas. El email es una valiosa herramienta, mucho más útil y práctica de lo que la mayoría de la gente cree. Por otro lado, aunque ayude, la cuestión tampoco se resuelve con aprender a manejar mejor o peor las funciones y ayudas del programa con el que gestionas el email (Outlook, Gmail, Lotus,…). El aspecto sobre el que debes tomar conciencia y actuar se centra en comprender cómo te relacionas con el email y empezar a hacerlo de una forma efectiva. La buena noticia es que la solución para mejorar tu situación sólo depende de ti.

Una herramienta te puede facilitar la vida, pero cuando se trata de ser productivo, sólo hay dos cosas que realmente importan:

  1. Decidir qué hacer — con la mejor información posible a mano.
  2. Hacerlo

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.