Meditar para mejorar tu productividad

La productividad personal consiste más que nada en gestionar la atención: si eres capaz de enfocarte en cualquier momento en la tarea con el mayor efecto positivo en el futuro, eres una persona efectiva.

El problema es que nuestra mente a veces tiene una vida propia a va dónde no debe ir. Al menos, a mi me cuesta bastante mantener la concentración en algunas tareas.

Hace un tiempo leí que la meditación podría ser una solución, porque meditar es nada más que entrenar capacidad de dirigir la atención. Desde entonces estoy intentando crear el hábito de meditar.

Cómo coincidencia, David Torné también ha empezado a meditar y escribe sobre sus experiencias en el blog de Men's Health:

Meditar no es nada más que entrenar la mente para mantenerla en el momento actual, apagando ese hilo de voz presente en nuestro interior que se pasa el día juzgando o recordando temas sin cerrar impidiéndonos vivir de forma plena, saboreando lo que tenemos frente a nosotros. El tiempo dedicado a meditar es un momento reservado para nosotros en el que descargamos las cuestiones acumuladas durante el día, las cuales pueden olvidarse después de una ducha o una sesión de gimnasio pero sus efectos se siguen acumulando como si de electricidad estática se tratara.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.