Cómo decidir con eficiencia y eficacia: 10 minutos, 10 meses, 10 años de Suzy Welch

Cada día de nuestras vidas tenemos que decidir decenas o centenares de cosas. Muchas de estas decisiones las tomamos de forma casi involuntaria: levantarnos a las 7.15h, ducharnos por la mañana, sentarnos en el sofá cuando llegamos a casa después de trabajar… Son decisiones que muchas veces tomamos de forma inconsciente, seguramente porque siempre las hemos hecho así y no nos planteamos ni siquiera si hay otra forma de hacerlas.

Sin embargo, muchas otras decisiones sí las tenemos que tomar de forma consciente: desde qué es lo que contaremos en la próxima reunión con nuestros superiores hasta qué haremos este fin de semana, pasando por decisiones trascendentales como si queremos casarnos o queremos tener hijos.

Optimizar el proceso de decisión es fundamental si queremos tomar buenas decisiones sin dedicar demasiado tiempo antes de pasar a la acción. En ese sentido, para mi hay dos tipos de decisiones:

  1. Aquellas que pueden tener una afectación importante en nuestra vida, en nuestro futuro.
  2. Aquellas que son decisiones momentáneas, decisiones del momento actual.

Hoy quiero centrarme en las primeras, aquellas que tienen una gran importancia en nuestras vidas. Si lo que quieres es sobre las segundas, te recomiendo leer el artículo de Jeroen sobre Cómo decidir qué hacer u otro titulado ¿Que vas a hacer ahora?, que trata especialmente sobre las decisiones del momento, de cómo escoger qué tienes que hacer en el momento actual.

Así que vamos a hablar sobre las decisiones que realmente son importantes para nosotros. En ese sentido, mi recomendación es usar la técnica 10 minutos, 10 meses, 10 años, que Suzy Welch explica en su libro titulado de la misma forma. El libro se puede resumir de forma rápida: antes de tomar cualquier decisión, proyéctate en el futuro. Si tienes claras tus metas, el método 10 minutos, 10 meses, 10 años te ayudará a vivir de acuerdo a tus valores personales y a tu visión de la vida.

Delante de cualquier decisión que tengamos que tomar en nuestras vidas, Suzy Welch nos recomienda siempre lo mismo: imagínate tomando la decisión, y piensa en cómo cambiará tu vida.

Si tomas esta decisión…

¿Cómo estarás dentro de 10 minutos?

¿Tendrá algún tipo de efecto en tu forma de sentirte, en tu forma de estar, en tu forma de ver la vida en este mismo instante? Una vez hayas tomado esta decisión, justo después, ¿cómo te sentirás? ¿Qué habrás conseguido?

A veces tomamos decisiones que a corto plazo no tienen ningún tipo de repercusión, pero que a largo plazo sí la tendrán. Por lo tanto, tras este primer paso es importante seguir analizando.

¿Cómo estarás dentro de 10 meses?

Y si dejas pasar un tiempo, varios meses, ¿qué repercusión tendrá esta decisión en tu vida? ¿Cómo hará que sea mejor, o peor, haber tomado esta decisión?

Muchas decisiones afectan nuestras vidas a medio plazo. De lo que hagas hoy puede depender cómo estés dentro de pocos meses, así que para mi esta es de las tres preguntas la más importante y a la que es necesario dedicar más tiempo.

¿Cómo estarás dentro de 10 años?

Y si nos vamos al largo plazo, si dejas pasar varios años, ¿cómo afectará la decisión que estás a punto de tomar en tu futuro? ¿Tendrá algún tipo de repercusión? Si es así, ¿será algo significativo en tu vida? ¿Mejorará tu vida?

En ese sentido, a veces hay decisiones que no tienen por qué tener repercusiones a medio y largo plazo. Si es así, no le des más vueltas: toma la decisión que más feliz te haga en este preciso momento.

Al principio puede parecerte difícil tener que pensar todo esto cada vez que realizas una decisión, pero verás como la costumbre te ayudará a que todo sea mucho más fácil y rápido de lo que puedas imaginar.

En ese sentido, las tres preguntas nos ayudarán a vernos en el corto, medio y largo plazo, para poder tomar la decisión de forma consciente y sabiendo cómo afectará esa decisión en nuestras vidas. Y tú, ¿te has planteado alguna vez cómo tomas las decisiones en tu vida?

Jordi Sánchez

Apasionado productivo, me encanta el mundo de los negocios e Internet. Si quieres mejorar tu productividad y no sabes por dónde empezar, déjame ayudarte: OrganizacionPersonal.com