¡Hay que currar, coño!

No hay ningún método de gestión del tiempo que funciona bien si no estás motivado. Me ha gustado mucho la anécdota del amigo de Daniel Grifol.

A veces no es suficiente con intentar conducir al equipo por los cauces que consideramos apropiados. A veces es necesario dar un golpe en la mesa y definir claramente cual es el rendimiento óptimo, cual es el deseable y cual es el mínimo exigible para poder seguir perteneciendo al equipo.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.