Cómo gestionar las tareas periódicas en GTD

Getting Things Done no es un método difícil de entender, pero a veces hay situaciones prácticas que no son obvias. Por ejemplo, ¿qué hacer con las tareas repetitivas? No constan en el libro de David Allen, pero Jerónimo Sánchez explica cómo se puede gestionar estas tareas aplicando los principios de GTD:

el libro de Allen no menciona expresamente cómo hacerlo, así que no podemos culpar a nadie por ello. Pero las consecuencias son claras: cada uno hace la implementación que mejor le parece, lo que a veces da como resultado flujos de trabajo poco efectivos, cuando no completamente en contra del espíritu de GTD.

Una de las soluciones más comunes es utilizar el calendario –confieso haber pecado. En este post os comparto porqué creo que no es una buena idea, cuál es la única excepción en que podría hacerse, y cómo debemos gestionar las tareas periódicas sin romper las reglas de GTD.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.